Sede Central: 902 99 58 51 / 91 713 18 98info@tuabogadodefensor.com

Matrimonio con extranjeros

Consulta con un abogado especialista en Matrimonio con extranjeros
Sede central: 91 713 18 98 - info@tuabogadodefensor.com
image_pdfimage_print
  1. Matrimonio entre español y extranjero.
  2. ¿Pueden considerarlo de conveniencia?
  3. Matrimonio con marroquíes الزواج مع المغاربة
  4. Disolución del matrimonio 
  5. Matrimonio y uniones de hecho en Ecuador
  6. Matrimonio en Venezuela
  7. Recursos contra la denegación de matrimonio
  8. Matrimonios celebrados en el extranjero
  9. Necesidad de exequátur de divorcio
  10. Matrimonios consulares en España

Matrimonio civil entre español y extranjero: ¿Puede considerarse de conveniencia?

MATRIMONIOS A CONTRAER EN ESPAÑA:

Logo-Ministerio-Justicia-España | Matrimonios con extranjeros

Acceso al Registro Civil

Si se contrae matrimonio en España, debe inicialmente solicitarse cita previa ante el encargado del Registro Civil de la provincia donde resida, debiendo reunir y acompañar los siguientes requisitos y documentos:

En el caso de ambos cónyuges solteros:

  • Fotocopia DNI/NIE de los contrayentes
  • Certificado literal de nacimiento actualizada del Registro Civil
  • Certificado de soltería expedido por el Registro Civil
  • Certificado de empadronamiento (Ayuntamiento)
  • Declaración jurada respecto al estado civil los contrayentes
  • Instancia del Registro Civil.
  • Dos testigos
  • En caso de matrimonio con extranjero:
  • El extranjero debe solicitar certificado de inscripción consular, domicilio, tiempo de residencia y lugar de procedencia, así como si su país exige publicación de edictos.
  • Los asilados o refugiados políticos deberán acreditar su condición mediante certificación de la Dirección General de la Policia y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, de Cruz Roja española o de cualquier otro organismo competente.

contrayendo-matrimonnio

Una vez que se reúne la documentación señalada, los contrayentes deberán comparecer con un testigo en el Registro Civil de residencia. En este acto, se inicia el expediente, se le une la documentación aportada y se les da a los contrayentes nuevamente cita para volver al Registro Civil y retirar el auto favorable o NO a la celebración, que se llevará a cabo en cuanto lo permitan las necesidades del servicios. Todos los trámites del expediente ante el Registro Civil duran entre 50 días y 75 días.

La ceremonia civil puede celebrase en el propio Registro Civil ante el Juez encargado del Registro Civil correspondiente o en el Ayuntamiento o Juntas de Distrito municipales.

Si ambos contrayentes son extranjeros:

Podrán celebrar su matrimonio en España según la legislación española o cumpliendo lo establecido por la ley personal de cualquiera de ellos.

En el caso del extranjero divorciado:

Certificado literal del matrimonio anterior con anotación marginal del divorcio. Si la sentencia se ha obtenido en el extranjero, deberá realizar la legalización de la misma en España, para lo que es necesario realizar el EXEQUÁTUR (reconocimiento de la Sentencia por los Tribunales Españoles).

En el caso de español divorciado:

Certificado literal del matrimonio anterior con anotación marginal del divorcio. Si esta no hubiera sido practicada será necesario un testimonio de la Sentencia con declaración de firmeza, que expedirá el Juzgado en el que se tramitó el mismo.

 

MATRIMONIO CON CIUDADANOS MARROQUÍES : الزواج مع المغاربة

En Marruecos, el matrimonio es la única unión de pareja reconocida legalmente. Es definido como un contrato civil artículo.4 Código de Familia del Reino de Marruecos (Moudawana)del Código de Familia, en adelante (CF). Un pacto basado en el mutuo consentimiento de los cónyuges para establecer legalmente una unión fiel, pura y perdurable entre un hombre y una mujer fundando una familia estable bajo la dirección de ambos cónyuges.

La promesa de matrimonio admite renuncia y no da lugar, en principio, a indemnización arts. 6 Código de Familia del Reino de Marruecos (Moudawana) y artículo.7 Código de Familia del Reino de Marruecos (Moudawana).

Matrimonio ExtranjeroLa edad para contraer matrimonio del hombre y de la mujer se equipara. Se fija para ambos a los dieciocho años cumplidos artículo.19 Código de Familia del Reino de Marruecos (Moudawana). Tras la reforma de 2004, la mujer mayor de edad puede celebrar matrimonio sin tutor artículo.24 Código de Familia del Reino de Marruecos (Moudawana). Antes necesitaba un tutor matrimonial (wali) para casarse. Ahora es una opción que se deja en sus manos.

Existen impedimentos al matrimonio como la disparidad de cultos desconocidos en nuestro sistema y contrarios al orden público internacional español. Es el caso de la prohibición de que una musulmana se case con un no musulmán (art. 39.4 CF). Código de Familia del Reino de Marruecos (Moudawana). En la práctica se acude a la conversión del futuro marido que se ve facilitada al no poder entrar nadie a juzgar los motivos.

La dote es obligatoria, aunque deviene simbólica artículo.13 Código de Familia del Reino de Marruecos (Moudawana).

La poligamia marital artículo.39 Código de Familia del Reino de Marruecos (Moudawana). en realidad poliginia de hasta cuatro mujeres, es permitida, aunque sometida a autorización judicial artículo.41 Código de Familia del Reino de Marruecos (Moudawana). Si la primera esposa manifiesta su desacuerdo y persiste la discordia, el juez abre de oficio el procedimiento del divorcio por discordia o chiqaq, De forma preventiva, en el contrato de matrimonio, puede introducirse una cláusula anti-poligamia que impedirá al marido obtener la autorización judicial para celebrar un segundo matrimonio sin romper con el primero (art. 40 CF) Código de Familia del Reino de Marruecos (Moudawana).

Los ciudadanos de Marruecos residentes en el extranjero pueden contraer matrimonio ante la autoridad civil extranjera y conforme a las formalidades previstas en dicho territorio (art. 14 CF) Código de Familia del Reino de Marruecos (Moudawana). No es necesario contraer un matrimonio consular o religioso. De hecho, no hay autoridades religiosas reconocidas en el extranjero (los Acuerdos Ley 26/1992, de 10 de noviembre, por la que se aprueba el Acuerdo de Cooperación del Estado con la Comisión Islámica de España del 92 con la Comisión Islámica no tienen valor jurídico en Marruecos) para casar a los nacionales de Marruecos. La práctica común, hasta ahora, era casarse ante la autoridad marroquí.

El matrimonio civil para que sea válido en Marruecos ha de cumplir con los requisitos exigidos en el Código para ser válido en Marruecos: dote, testimonios musulmanes, tutor matrimonial de la mujer si necesario, falta de impedimentos; e, incluido, en éstos, la necesidad de que el marido de la musulmana sea musulmán.

الزواج المدني لتكون صالحة في المغرب لديه لتلبية الاحتياجات من قانون لتكون صالحة في المغرب: المعلم المهر أو امرأة مسلم في شهادات الزواج إذا لزم الأمر، وعدم العوائق، وبما في ذلك، في الأخير، تحتاج للزوج مسلم هو مسلم.

LA DISOLUCIÓN DEL MATRIMONIO EN MARRUECOS

El Código de Familia de Marruecos (CF) prevé varias modalidades de disolución del matrimonio en vida de los esposos: el repudio marital (Título III título.3 Código de Familia del Reino de Marruecos (Moudawana) arts 78-93), el divorcio judicial (Título IV título.4 Código de Familia del Reino de Marruecos (Moudawana)arts. 94-98), y el repudio a petición de la mujer mediante compensación (khol) al marido (Título V) título.5 Código de Familia del Reino de Marruecos (Moudawana). e incluyendo, en el mismo Título, el divorcio por mutuo acuerdo (art. 114). Código de Familia del Reino de Marruecos (Moudawana).

La esposa tiene derecho a obtener el divorcio alegando y probando ante el juez que concurre uno de los motivos tipificados en el art. 98 CF Código de Familia del Reino de Marruecos (Moudawana).. Estas causas ya estaban contempladas en el texto anterior (reformado en el año 1993): perjuicio: incumplimiento de las cláusulas del contrato y malos tratos o sevicias, falta de sustento, enfermedad grave o vicio redhibitorio y ausencia del marido, promesa de continencia o de abandono.

MATRIMONIO Y UNIONES DE HECHO EN ECUADOR

En el Ecuador, el matrimonio se constituye sobre la base de la igualdad de derechos y obligaciones de ambos cónyuges (art. 37 de la Constitución y art. 136 CC) de 10 de mayo de 2005, del Código Civil de Ecuador.

Destacamos el art. 91 CC, de 10 de mayo de 2005, del Código Civil de Ecuador. acerca del matrimonio celebrado en nación extranjera, en conformidad a las leyes de la misma nación o a las leyes ecuatorianas. Surte los mismos efectos civiles en el Ecuador que si se hubiere celebrado en territorio ecuatoriano. Pero si la autoridad competente ha declarado la insubsistencia o nulidad de un matrimonio celebrado en nación extranjera, se respetarán los efectos de esa declaratoria.

Sin embargo, si un ecuatoriano o ecuatoriana contrajere matrimonio en nación extranjera, contraviniendo de algún modo a las leyes ecuatorianas, la contravención surtirá en el Ecuador los mismos efectos que si se hubiere cometido en Ecuador.

El matrimonio disuelto en territorio extranjero en conformidad a las leyes del mismo lugar, pero que no hubiera podido disolverse según las leyes ecuatorianas, no habilita a ninguno de los dos cónyuges para casarse en el Ecuador, mientras no se disolviere válidamente el matrimonio en esta República (art. 92). artículo.92 de 10 de mayo de 2005, del Código Civil de Ecuador.

El matrimonio que, según las leyes del lugar en que se contrajo, pudiera disolverse en él, no podrá sin embargo disolverse en el Ecuador sino en conformidad a las leyes ecuatorianas (art. 93) Codificación 2005-010, de 10 de mayo de 2005, del Código Civil de Ecuador.

Las uniones de hecho estables son reconocidas legalmente.

El artículo 37 de la Constitución del Ecuador señala que: «El Estado reconocerá y protegerá a la familia (…). Esta se constituirá por vínculos jurídicos o de hecho y se basará en la igualdad de derechos y oportunidades de sus integrantes». Añadiendo el art. 38 que: «… generará los mismos derechos y obligaciones que tienen las familias constituidas mediante matrimonio, inclusive en lo relativo a la presunción legal de paternidad, y a la sociedad conyugal».

La unión de hecho da lugar a una sociedad de bienes que se sujeta a las normas de la sociedad conyugal. La Ley de Uniones de Hecho, de 1982 (Registro Oficial de 29 de diciembre de 1982) establece, entre otros, los siguientes derechos: derecho a gananciales, derecho a beneficios sociales y derecho a herencia (porción conyugal).

MATRIMONIOS EN VENEZUELA

En Venezuela, la Constitución protege el matrimonio entre un hombre y una mujer, el cual se funda en el libre consentimiento y en la igualdad absoluta de los derechos y deberes de los cónyuges.

La Constitución protege, también, a las uniones estables de hecho entre un hombre y una mujer (art. 77).

Las uniones de pareja o concubinatos están generalizadas y reguladas por la ley. El artículo 77 de la Constitución (2000) dispone que: «…Las uniones estables de hecho entre un hombre y una mujer que cumplan los requisitos establecidos en la ley producirán los mismos efectos que el matrimonio».

Por su parte, el art. 70 CC, Código Civil de la República de Venezuela. que regula los documentos y la publicidad necesarios para la celebración del matrimonio, dispone que: «…Podrá prescindirse de los documentos indicados en el artículo anterior y de la previa fijación de carteles, cuando los contrayentes deseen legalizar la unión concubinaria existente en que hayan estado viviendo. Esta circunstancia se certificará expresamente en la partida matrimonial ».

El art. 69 artículo.69 Código Civil de la República de Venezuela. relaciona los documentos que habrá de contenerse en el expediente previo al matrimonio.

Contundente en su redacción se muestra el art. 44, Código Civil de la República de Venezuela. al señalar que el matrimonio no puede contraerse sino entre un solo hombre y una sola mujer.

La Ley no reconoce otro matrimonio contraído en Venezuela sino el que se reglamenta por el Título IV título.4 Código Civil de la República de Venezuela.de su Código Civil, siendo el único que producirá efectos legales, tanto respecto de las personas como respecto de los bienes.

Esta protección de la unión no matrimonial o concubinaria, asemejándola paulatinamente al matrimonio, se ha visto reforzada con la sentencia de la Sala Constitucional de Venezuela, en su sentencia de 15 de julio de 2005, según la cual, como resultado de la equiparación reconocida en el artículo 77 constitucional, en cuanto a los efectos y alcances de la unión estable (concubinato) con el matrimonio, la Sala interpreta que entre los sujetos que la conforman, que ocupan rangos similares a los de los cónyuges, existen derechos sucesorios a tenor de lo expresado en el art. 823 CC, Código Civil de la República de Venezuela. siempre que el deceso de uno de ellos ocurra durante la existencia de la unión.

DENEGACIÓN DE INSCRIPCIÓN DEL MATRIMONIO EN EL REGISTRO CIVIL

Además de las causas relativas a que alguno de los contrayentes no reúna alguno de los requisitos indicados anteriormente, puede ser denegado el matrimonio por entender el encargado del Registro Civil o Consular, que puede tratarse de un matrimonio de complacencia, denominación que se da a los que su finalidad pueda ser alguna de las siguientes:

  1. Adquirir de modo acelerado la nacionalidad española.
  2. Lograr un permiso de residencia en España.
  3. Lograr la reagrupación familiar de nacionales de terceros Estados

Para acreditar la existencia de auténticas y verdaderas relaciones entre los contrayentes, deben tenerse presentes estas reglas:

  1. Las relaciones entre los contrayentes pueden referirse a relaciones habidas antes o después de la celebración del matrimonio. En este segundo caso, a fin de evitar los supuestos de preconstitución de la prueba, las relaciones deberán presentar un tracto ininterrumpido durante un cierto lapso de tiempo.
  2. Las relaciones entre los contrayentes pueden ser relaciones personales (visitas a España o al país extranjero del otro contrayente), o bien relaciones epistolares o telefónicas o por otro medio de comunicación, como Internet.
  3. El hecho probado de que los contrayentes conviven juntos en el momento presente o tienen un hijo común es un dato suficiente que acredita la existencia de «relaciones personales».
  4. El hecho de que los contrayentes no hablen una lengua que ambos comprenden es un mero indicio de que las relaciones personales son especialmente difíciles, pero no imposibles. Por tanto, de ese mero dato no cabe inferir, por sí solo, que las relaciones personales no existen o no han existido. Será un dato más que el Encargado del Registro Civil español tendrá presente para valorar, junto con otros datos y hechos, la presencia o ausencia de «relaciones personales» entre ambos contrayentes. 6338 Viernes 17 febrero 2006 BOE núm. 41
  5. El hecho de que el historial de uno de los cónyuges revele matrimonios simulados anteriores es un poderoso indicio de que no existen auténticas relaciones personales entre los contrayentes, sino relaciones meramente figuradas.
  6. El hecho de que se haya entregado una cantidad monetaria para que se celebre el matrimonio, siempre que dicho dato quede indubitadamente probado, es, también, un poderoso indicio de que no existen relaciones personales entre los contrayentes, ni verdadera voluntad matrimonial. Quedan exceptuadas las cantidades entregadas en concepto de dote, en el caso de los nacionales de terceros países en los cuales la aportación de una dote sea práctica normal.

Recurso contra la denegación del Matrimonio:

Contra el Auto de denegación de matrimonio, procede interponer la correspondiente demanda ante el Juzgado de Primera Instancia correspondiente, para lo que necesita la asistencia de Abogado y Procurados.

Según la ley 13/2005, de 1 de julio, publicada en el BOE de 2 de julio, por la que se modifica el Código Civil en lo que se refiere al derecho a contraer matrimonio, en el artículo 44 del citado Código se establece que el matrimonio es la unión estable y permanente de dos personas de distintos sexo, que inaugura la más íntima convivencia humana posible. En la nueva redacción se añade: “El matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos cuando ambos contrayentes sean del mismo o diferente sexo”

La promesa de matrimonio no produce obligación de contraerlo. Su incumplimiento sin causa sólo producirá la obligación de resarcir a la otra parte de los gastos y obligaciones contraídas con motivo de la boda. Esta acción caducará al año contado desde el día de la negativa a la celebración del matrimonio.

IMPEDIMIENTOS PARA CONTRAER MATRIMONIO

No pueden contraer matrimonio bajo pena de nulidad:

  • Los menores de edad no emancipados. Mientras el contrayente sea menor solo podrá demandar la nulidad cualquiera de sus padres, tutores o guardadores y el Ministerio Fiscal. Al llegar a la mayoría de edad, sólo podrá ejercitarla el contrayente menor, salvo que se convalide el matrimonio por haber los cónyuges vivido juntos durante un año después de alcanzada aquélla.
  • Personas ligadas con vínculo matrimonial previo y no disuelto.
  • Colaterales por consanguinidad hasta el tercer grado.
  • Condenado como autor o cómplice de la muerte dolosa del cónyuge de cualquiera de ellos. Puede dispensarse por el Ministro de Justicia.

Matrimonios celebrados en el extranjero por extranjeros naturalizados o por un español en el extranjero.

Un español puede contraer matrimonio en ele extranjero conforme a una de las formas establecidas por la ley local o del país, siendo la vía normal para que se inscriba tal matrimonio en el Registro civil español la presentación del oportuno certificado del Registro extranjero expedido por autoridad o funcionario del país de celebración.

Las dudas en cuanto a la identidad del contrayente español por las contradicciones observadas entre la certificación de matrimonio y la certificación española de nacimiento deben considerarse disipadas a la vista del conjunto de las pruebas presentadas, por más que sus menciones de identidad difieran en algunos aspectos según se identifique en el lugar correspondiente.

Es imprescindible para la inscripción del matrimonio que se tome la declaración oportuna a cada uno de los contrayentes, mediante audiencia reservada a cada uno por el Encargado del Registro Civil o consular, con la finalidad de cerciorarse si el matrimonio pudiera no ser inscribible por ausencia de consentimiento matrimonial. En ausencia de tales declaraciones el matrimonio no se puede inscribir.

Matrimonios de españoles en el extranjero, cuando existe impedimento de ligamen ya que el divorcio del primer matrimonio, aun siendo anterior a la celebración del segundo matrimonio no ha obtenido el necesario EXEQUÁTUR

Existe, lo que se conoce legalmente, como impedimento de ligamen cuando se contrae el matrimonio sin estar disuelto el anterior, impedimiento que no hacía posible su celebración y que, consecuentemente, provocaba la nulidad del matrimonio celebrado, por lo que éste no puede ser inscrito en el Registro Consular.

Aunque el matrimonio anterior haya sido disuelto por una sentencia extranjera anterior a la celebración del segundo matrimonio, si no se ha obtenido el necesario EXEQUÁTUR de esta sentencia ante los Tribunales españoles, no puede entenderse que el divorcio extranjero surta efectos en el ordenamiento español y la inscripción del nuevo matrimonio no es posible por subsistir formalmente el impedimento de ligamen.

El matrimonio poligámico, aunque sea válido para el ordenamiento extranjero correspondiente al estatuto personal anterior del extranjero naturalizado español, y, aún rigiendo en materia de capacidad matrimonial el estatuto personal de los contrayentes, es claro que la ley extranjera, aplicable como regla según nuestras normas de conflicto, ha de quedar excluida por virtud de la excepción de orden público internacional, ya que el matrimonio poligámico atenta contra la concepción española del matrimonio y contra la dignidad constitucional de la mujer.

Matrimonio de español/a con extranjero/a en el Consulado extranjero en España

Un español ha de contraer matrimonio en España, bien ante el juez, Alcalde o funcionario señalado por el mismo Código, bien en la forma religiosa legalmente prevista.

El matrimonio consular que pueden válidamente contraer dos extranjeros en España, si así lo permite la ley personal de cualquiera de ellos, no es, en cambio una forma válida si uno de los contrayentes es español, de suerte que en este segundo caso el matrimonio es nulo por aplicación del artículo 73-3 del Código Civil.

La calificación del Encargado alcanza, sin duda, a la comprobación de la existencia del requisito legal sobre la forma válida de celebración del enlace.

Inscripción en el Registro Civil Central de Matrimonios  con extranjeros
pdfDominicanos  pdfEcuatorianos pdfArabes pdfPolacos

  1. Obligatorio
  2. Obligatorio
  3. Obligatorio
 

cforms contact form by delicious:days

La creación y puesta al día de esta página Web y la legislación contenida en ella, se realiza de forma abierta y a título divulgativo, recordamos que, sólo los textos publicados en el B.O.E. o emitidas de conformidad con la normativa vigente, tienen carácter auténtico, por lo que las disposiciones legislativas y demás documentos e informaciones contenidas en este sitio y en aquellos otros a los que se enlaza desde aquí, tienen únicamente carácter informativo. No obstante, si algún contenido gozara de protección de derechos de autor o de propiedad intectual, rogamos se pongan en contacto con nosotros a fin de solucionar el conflicto. Asimismo, si usted encuentra algún error en cualquier documento aquí reproducido, no dude en ponerse en contacto con tuabogadodefensor vía email(info@tuabogadodefensor.com) o en nuestro formulario de contacto.