902 99 58 51 / 91 713 18 98info@tuabogadodefensor.com

Régimen Guardia Civil

Consulta con un abogado especialista
Régimen Guardia Civil
Sede central: 91 713 18 98 - info@tuabogadodefensor.com
image_pdfimage_print
  1. Ingreso en la Guardia Civil
  2. Empleo de Guardia Civil
  3. Categorías en la Guardia civil
  4. Escalas en la Guardia Civil
  5. Escalafón
  6. Promoción interna
  7. Régimen Ascensos
  8. Destinos clasificados
  9. Atención al Embarazo
  10. Comisiones de servicio
  11. Situaciones Administrativas
  12. Situación de reserva
  13. Régimen disciplinario
  14. Renuncia al empleo de Guardia Civil
  15. Recursos contra sanciones
  16. Condiciones ascenso

Todo sobre el Régimen del Personal de la Guardia Civil:

Ingreso, Categorías, Vacaciones, Licencias, Permutas, Destinos, Retribuciones, Régimen Disciplinario

Emblema-Guardia-Civil

La Guardia Civil, como parte de las Fuerzas y  Cuerpos de Seguridad del Estado, centra su actuación en el ejercicio de funciones propias de seguridad pública, ya sea en el ámbito judicial o en el administrativo, estando regulados los principios generales de su régimen estatutario en la citada Ley Orgánica 2/1986.

No obstante, la Guardia Civil tiene naturaleza militar, de acuerdo con lo dispuesto en la referida LO 2/1986, y estatuto personal de carácter militar, atribuido a los miembros de este Cuerpo de Seguridad, por razones de fuero, disciplina, formación y mando. Depende del Ministerio del Interior, en el desempeño de las funciones propia que la Ley le atribuye, y del Ministerio de Defensa, en el cumplimiento de las misiones de carácter militar que éste o el Gobierno le encomiende.

Guardia-civil-caballoLa Constitución española, diferencia claramente las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Su artículo 8 encomienda a las primeras garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional, mientras el artículo 104 establece que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, bajo la dependencia del Gobierno, tienen la misión de proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana, y que en una Ley orgánica regulará las funciones, principios básicos de actuación y estatutos de dichas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

El desarrollo de este marco constitucional vino a modificar el encuadramiento de la Guardia Civil, que tradicionalmente había sido parte integrante del Ejército de Tierra, así la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, la Ley 17/1989, de 19 de julio, reguladora del Régimen del Personal Militar Profesional y la Ley Orgánica 11/1991, de 17de junio, de Régimen Disciplinario de la Guardia Civil, materializaron la separación de la Guardia Civil del Ejército de Tierra.

En tiempo de guerra o durante el estado de sitio, la Guardia Civil dependerá exclusivamente del Ministerio de Defensa, tal y como establecen la Ley Orgánica 6/1980, de 1 de julio, por la que se regulan los criterios básicos de Defensa Nacional y la Organización Militar, y la LO 2/1986, en su art.9

RÉGIMEN DE PERSONAL DEL CUERPO DE LA GUARDIA CIVIL

La LEY ORGÁNICA 11/2007, de 22 de octubre, (BOE de 23 de octubre) reguladora de los derechos y deberes de los miembros de la Guardia Civil modifica la Ley 42/1999, de 25 de noviembre, aprueba el régimen de personal del Cuerpo de la Guardia Civil y viene a ser el nuevo ESTATUTO ORGÁNICO DE LA GUARDIA CIVIL

Esta nueva Ley aborda:

  1. La presente Ley Orgánica regula los derechos que corresponden y los deberes que son exigibles a los miembros de la Guardia Civil en desarrollo del régimen de los derechos y libertades públicas establecidos por la Constitución, y de los principios del Estado social y democrático de Derecho, con las particularidades derivadas de su carácter de Instituto Armado de naturaleza militar.
  2. Los alumnos de los Centros Docentes de la Guardia Civil están igualmente sujetos a lo previsto en esta Ley Orgánica.
  3. Quedan excluidos de su ámbito de aplicación los miembros de la Guardia Civil que se encuentren en situaciones administrativas en que dejen de estar sujetos al régimen general de derechos y obligaciones del personal de la Guardia Civil, de acuerdo con la normativa reguladora del régimen de dicho personal.

Libertad personal en el Cuerpo de la Guardia civil.

Los miembros de la Guardia Civil sólo podrán ser privados de su libertad en los casos previstos por las Leyes y en la forma en que éstas dispongan.

Igualdad en el Cuerpo de la Guardia Civil.

  1. En el régimen interno y funcionamiento de la Guardia Civil no podrá establecerse ni practicarse discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo u orientación sexual, religión, opinión, o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
  2. Las autoridades competentes promoverán las medidas necesarias para garantizar que en el ámbito de la Guardia Civil la igualdad entre el hombre y la mujer sea real y efectiva, impidiendo cualquier situación de discriminación profesional, especialmente en la prestación del servicio, en el sistema de ingreso, formación, situaciones administrativas, ascenso y acceso de la mujer a todos los niveles de mando y organización del Instituto.

Derecho a la intimidad y a la vida privada.

  1. Los miembros de la Guardia Civil tienen garantizados los derechos a la intimidad, a la inviolabilidad del domicilio y al secreto de las comunicaciones, en los términos establecidos en la Constitución y en el resto del ordenamiento jurídico.
    A estos efectos el pabellón que tuviera asignado el Guardia Civil en su unidad se considerará domicilio habitual.
  2. El jefe de la unidad, centro u órgano donde el Guardia Civil preste sus servicios podrá autorizar, de forma expresamente motivada, el registro personal o de los efectos y pertenencias que estuvieren en los mismos, cuando lo exija la investigación de un hecho delictivo. El registro se realizará con la asistencia del interesado y en presencia de, al menos, un testigo.
  3. Los datos relativos a los miembros de la Guardia Civil estarán sujetos a la legislación sobre protección de datos de carácter personal.

Libertad de expresión y de información.

  1. Los Guardias Civiles tienen derecho a la libertad de expresión y a comunicar y recibir libremente información en los términos establecidos por la Constitución, con los límites que establece su régimen disciplinario, el secreto profesional y el respeto a la dignidad de las personas, las instituciones y los poderes públicos.
  2. En asuntos de servicio o relacionados con la Institución el ejercicio de estos derechos se encontrará sujeto a los límites derivados de la observancia de la disciplina, así como a los deberes de neutralidad política y sindical, y de reserva.

Derecho de reunión y manifestación.

  1. Los Guardias Civiles no podrán organizar manifestaciones o reuniones de carácter político o sindical.
  2. Las reuniones de Guardias Civiles en dependencias oficiales deberán ser comunicadas previamente al jefe de la unidad, centro u órgano correspondiente, quien podrá no autorizarlas por causa del funcionamiento del servicio.
  3. En todo caso no podrán asistir a manifestaciones o reuniones vistiendo el uniforme reglamentario, ni portando armas y deberán respetar las exigencias de neutralidad propias de la condición de Guardia Civil.

Derecho de asociación.

Los Guardias Civiles tienen derecho a asociarse libremente y a constituir asociaciones, de conformidad con lo previsto en los artículos 22 y 104.2 de la Constitución y en esta Ley Orgánica, para la defensa y promoción de sus derechos e intereses profesionales, económicos y sociales.

Derecho de sindicación.

Los Guardias Civiles no podrán ejercer el derecho de sindicación.

Derecho de huelga.

Los Guardias Civiles no podrán ejercer el derecho de huelga ni realizar acciones sustitutivas o similares a la misma, ni aquellas otras concertadas con el fin de alterar el normal funcionamiento de los servicios.

Incompatibilidades.

Los Guardias Civiles estarán sometidos al régimen general en materia de incompatibilidades de la Administración General del Estado, sin perjuicio de las incompatibilidades más rigurosas que pueda establecer su normativa específica.

Régimen de horario de servicio.

  1. El horario de servicio de los miembros de la Guardia Civil, sin perjuicio de su disponibilidad permanente para el servicio, será el determinado reglamentariamente.
    Las modalidades para su prestación y el cómputo de dicho horario se fijarán atendiendo a las necesidades del servicio.
  2. Sin perjuicio de las necesidades derivadas del cumplimiento de sus funciones, para la determinación de la jornada y el horario de trabajo y, en su caso, el régimen de turnos, se tendrá en cuenta la conciliación de la vida familiar y laboral del Guardia Civil.
  3. Los Guardias Civiles tienen derecho a conocer con antelación suficiente su jornada y horario de trabajo y, en su caso, el régimen de turnos, sin perjuicio de las alteraciones que puedan estar justificadas por las necesidades del servicio o por motivos de fuerza mayor.
  4. Las compensaciones a que hubiera lugar por la modificación de la jornada de trabajo se determinarán reglamentariamente.

Adquisición de la condición de Guardia Civil

guardia-civil-traficoLa condición de Guardia Civil y, en consecuencia la de militar de carrera de la Guardia Civil se adquiere al obtener el primer empleo, conferido por Su Majestad el Rey y refrendado por el Ministro de Defensa, e incorporarse a la Escala correspondiente del Cuerpo. Uno de los requisitos imprescindibles también para adquirir la condición de Guardia Civil, y como requisito previo e indispensable es prestar ante la Bandera juramento o promesa de defender a España. Dicho juramento se prestará con arreglo a lo dispuesto en la Ley de Régimen del Personal de las Fuerzas Armadas.

El primer empleo se obtiene mediante la superación del plan de estudios del centro docente de formación correspondiente.

La calificación obtenida al concluir la enseñanza de formación determinará el orden de escalafón. Este sólo podrá alterarse por aplicación de los sistemas de ascensos, de la normativa sobre situaciones administrativas, de las leyes penales militares y de las disciplinarias del Instituto.

Presentación de quejas.

  1. El Guardia Civil podrá presentar, en el ámbito de su unidad, centro u organismo, quejas relativas al régimen de personal, a las condiciones y a la calidad de vida en las unidades, siempre que no hubiese presentado recurso sobre el mismo asunto. El procedimiento de presentación y tramitación de las quejas será regulado reglamentariamente.
  2. Las quejas se presentarán por el cauce reglado. Si no fueran debidamente atendidas o se refiriesen al mando inmediato superior, podrán presentarse directamente ante el órgano responsable de personal de la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil y, en última instancia, ante los órganos de inspección de la Secretaria de Estado de Seguridad.

EMPLEOS, CATEGORÍAS Y ESCALAS DE LA GUARDIA CIVIL

La estructura orgánica del Cuerpo de la Guardia Civil se basa en la ordenación jerárquica de sus miembros por empleos y dentro de éstos por antigüedad.

Los empleos militares del Cuerpo de la Guardia Civil y las CATEGORÍAS en que se agrupan son:

  • Oficiales Generales:
    • General de División
    • General de Brigada
  • Oficiales:
    • Coronel, Teniente Coronel, Comandante, Capitán, Teniente y Alférez.
  • Suboficiales:
    • Suboficial Mayor, Subteniente, Brigada, Sargento Primero, Sargento.
  • Cabos y Guardias:
    • Cabo Mayor, Cabo Primero, Cabo, Guardia Civil.

ESCALAS

El personal del Cuerpo de la Guardia Civil se agrupa en Escalas:

  • Escala Superior de Oficiales. Incluye los empleos de Teniente General de División.
  • Escala de Oficiales. Incluye los empleos de Alférez a Teniente Coronel.
  • Escala de Suboficiales. Incluye los empleos de Sargento a Suboficial Mayor.
  • Escala de Cabos y Guardias. Incluye los empleos de Guardia Civil a Cabo Mayor.
  • Escala Facultativa Superior. Incluye los empleos de Teniente a Coronel.
  • Escala Facultativa Técnica. Incluye los empleos de Alférez a Teniente Coronel.

DISTINTIVOS

Unidad-montaña-Guardia-civilUNIDAD DE MONTAÑA
Guia-canino-Guardia-CivilGUIA CANINO
Unidad-Helicopteros-Guardia-CivilUNIDAD AÉREA
Unidad-de-Tráfico-Guardia-Civil

ESPECIALIDADES DE LA GUARDIA CIVIL

La especialidad en el Cuerpo de la Guardia Civil faculta para desempeñar cometidos en áreas concretas de actividad en las que se requiera un mayor grado de preparación, medios, procedimientos y dependencias específicas.

ESCALAFÓN, PROMOCIÓN Y ANTIGÜEDAD

El escalafón es la ordenación de los componentes del Cuerpo según su Escala y, dentro de cada una de ellas, por empleos y antigüedad en los mismos.

Cada promoción de una Escala está compuesta por los que se incorporen a ésta en el mismo ciclo anual y por aquéllos que queden intercalados entre sus componentes, como consecuencia de modificación en su posición en el escalafón, según los distintos motivos del artículo 12 de la Ley.

Los que quedaran intercalados entre el último componente de una promoción y el primero de la siguiente se incorporarán a la primera de ellas.

PROMOCIÓN INTERNA DE LA GUARDIA CIVIL

La promoción interna, consiste en el acceso de los guardias civiles a la Escala inmediatamente superior a la que pertenecen, en las condiciones que se determinan en la Ley 42/99.

El ingreso en los centros docentes de formación de la Guardia Civil, por promoción interna, se efectuará a través del sistema de concurso-oposición, en el que se valorará el historial profesional de los interesados.

Los guardias civiles de la Escala de Cabos y Guardias con al menos dos años de tiempo de servicios, podrán acceder por promoción interna a la enseñanza de formación para la incorporación a la Escala de Suboficiales, reservándose la totalidad de las plazas convocadas.

RÉGIMEN DE ASCENSOS EN LA GUARDIA CIVIL

Los ascensos de los guardias civiles se producirán al empleo inmediato superior, con ocasión de vacante en la Escala correspondiente, siempre que reúnan las condiciones establecidas en la Ley 42/99 y de acuerdo con los principios de objetividad, igualdad de oportunidades, mérito y capacidad, a los que se refiere el apartado 1, artículo 6 de la LO 2/1986, de 13 de marzo de FF y CC.

Sistemas de ascenso:

  • Antigüedad: Según el Orden de escalafón.
  • Concurso-oposición: Según el orden de aplicación del mismo.
  • Selección: Un porcentaje de las vacantes previstas para cada ciclo de ascensos se cubrirá por orden de clasificación, un porcentaje de los evaluados quedará retenido en el empleo hasta una nueva evaluación y el resto ascenderá por orden de escalafón.
  • Elección: Se concederá entre los del empleo inmediato inferior de acuerdo con sus méritos y aptitudes.

CONDICIONES PARA EL ASCENSO:

Para el ascenso a cualquier empleo es preceptivo tener cumplido en el empleo inferior el tiempo mínimo que se determine reglamentariamente sin que en ningún caso pueda ser superior a 5 años. A estos efectos se entiende como tiempo de servicios el transcurrido en la situación de servicio activo y en las demás situaciones administrativas en que así se especifique.

ASCENSO A LOS DIFERENTES EMPLEOS EN LA GUARDIA CIVIL

Por el sistema de antigüedad a los empleos de Comandante y Capitán de la Escala Superior de Oficiales y de la Escala Facultativa Superior, de Capitán y Teniente de la Escala de Oficiales y de la Escala Facultativa Técnica, de Brigada, de Sargento Primero y de Cabo Primero.

Por el sistema de concurso-oposición los ascensos al empleo de Cabo.

Por el sistema de selección los ascensos a los empleos de Coronel y Teniente Coronel de la Escala Superior de Oficiales, de Teniente Coronel de la Escala Facultativa Superior, de Comandante de la Escala de Oficiales y de la Escala Facultativa Técnica y de Subteniente.

Por el sistema de elección, los ascensos a los empleos de la categoría de Oficiales Generales, de Coronel de la Escala Facultativa Superior, de Teniente Coronel de la Escala de Oficiales y de la Escala Facultativa Técnica, de Suboficial Mayor y de Cabo Mayor.

CLASIFICACIÓN DE LOS DESTINOS EN LA GUARDIA CIVIL

Los destinos según su forma de asignación son de libre designación, de concurso de méritos y de provisión de antigüedad.

Son destinos de libre designación aquellos para los que se precisan condiciones personales de idoneidad, que valorará la autoridad facultada para concederlos, entre los que cumplan los requisitos exigidos para el puesto.

Son destinos de concurso de méritos aquéllos que se asignan evaluando los méritos que se posean en relación con los requisitos exigidos para el puesto.

Son destinos de provisión por antigüedad los que se asignan por este criterio, entre los interesados que cumplan los requisitos exigidos para el puesto.

ATENCIÓN DURANTE EL EMBARAZO

Durante el período de embarazo, a la mujer guardia civil se le podrá asignar, por prescripción facultativa, un puesto orgánico, distinto del que estuviera ocupando, adecuado a las circunstancias de su estado.

En los supuestos de parto o adopción, se tendrá derecho a los correspondientes permisos, de la madre o del padre, en su caso, conforme a la legislación vigente para el personal al servicio de las Administraciones públicas,.

La aplicación de estos supuestos no supondrá pérdida del destino.

A las mujeres se le dará especial protección en situaciones de embarazo, parto y posparto para cumplir las condiciones para el ascenso a todos los empleos del Cuerpo de la Guardia Civil. (Modificado por LO 3/2007 de igualdad mujeres y hombres)

Durante el período de embarazo y previo informe facultativo, a la mujer guardia civil se le podrá asignar un puesto orgánico o cometido distinto del que estuviera ocupando, adecuado a las circunstancias de su estado. En los supuestos de parto o adopción, se tendrá derecho a los correspondientes permisos de maternidad y paternidad, conforme a la legislación vigente para el personal al servicio de las Administraciones Públicas. La aplicación de estos supuestos no supondrá pérdida de destino. (Modificado por LO 3/2007 de igualdad mujeres y hombres)

COMISIONES DE SERVICIO

Cuando las necesidades del servicio lo requieran, los guardias civiles podrán ser designados para realizar comisiones de servicio de carácter temporal, conservando su destino si lo tuvieran. La duración de las comisiones de servicio no podrán exceder de un año.

SITUACIONES ADMINISTRATIVAS EN LA GUARDIA CIVIL

  1. Servicio activo.
  2. Servicios especiales.
  3. Excedencia voluntaria.
  4. Suspenso de empleo.
  5. Suspenso de Funciones.
  6. Reserva.

Lo soliciten para atender al cuidado de los hijos o en caso de acogimiento tanto preadoptivo como permanente o simple, de conformidad con el Código Civil o las Leyes civiles de las Comunidades Autónomas que lo regulen, siempre que su duración no sea inferior a un año, aunque éstos sean provisionales, de menores de hasta 6 años, o de menores de edad que sean mayores de 6 años, o de menores de edad que sean mayores de 6 años cuando se trate de menores discapacitados o que por sus circunstancias y experiencias personales o por provenir del extranjero, tengan especiales dificultades de inserción social y familiar debidamente acreditados por los servicios sociales competentes. También tendrán derecho a un período de excedencia de duración no superior a un año los que lo soliciten para encargarse del cuidado directo de un familiar, hasta el 2º grado de consanguinidad o afinidad que, por razones de edad, accidente o enfermedad, no pueda valerse por sí mismo, y que no desempeñe actividad retributiva. Estos derechos no podrán ser ejercidos simultáneamente por dos o más guardias civiles en relación el el mismo causante. (Modificado por LO 3/2007 de igualdad mujeres y hombres)

Vacaciones, permisos y licencias.

  1. Los miembros de la Guardia Civil tendrán derecho a disfrutar de las vacaciones, permisos y licencias previstos por la legislación general de los funcionarios de la Administración General del Estado, adaptado reglamentariamente a las funciones y cometidos del Cuerpo.
  2. Sin perjuicio de lo anterior, y atendiendo a las singularidades derivadas de las funciones y cometidos propios de la Guardia Civil, su duración y forma de ejercicio quedarán determinadas reglamentariamente.

Excedencia voluntaria en la Guardia Civil:

La Ley 42/1999, de 25 de noviembre, de Régimen del Personal del Cuerpo de la Guardia Civil, en el régimen de excedencia voluntaria, se ha modificado por la Ley 46/2007, de 13 de diciembre (BOE 51351 de 14 diciembre), quedando la excedencia voluntaria de la forma siguientes:

    • Los guardia civiles que sean designados como candidatos a elecciones para órganos representativos públicos en ejercicio del derecho de sufragio pasivo o resultaran elegidos en las mismas.
    • Sean nombrados Ministros, Secretarios de Estado, Subsecretarios generales, Secretarios generales técnicos, Directores generales, así como Delegados de gobierno o miembros de los Consejos de Gobierno o cargos asimilados en rango administrativo a los anteriormente citados de las CC.AA. y ciudades de Ceuta y Melilla.
    • Se encuentren en situación de servicio activo en otro Cuerpo o Escala de cualesquiera de las Administraciones Públicas o de Justicia o pasen a prestar servicios en organismos, entidades o empresas del sector público.
    • Lo soliciten por interés particular. Su concesión quedará subordinada a las necesidades del servicio debidamente motivadas. No podrá declarase cuando al Guardia Civil se le instruya expediente disciplinario por falta muy grave.
    • Lo soliciten para atender al cuidado de cada hijo, tanto cuando lo sea por naturaleza como por adopción o acogimiento permanente o preadoptivo, por un período no superior a 3 años, a contar desde la fecha de nacimiento o, en su caso, de la resolución judicial o administrativa.
    • También tendrán derecho a un período de excedencia de duración no superior a 3 años los que lo soliciten para atender al cuidado de un familiar que se encuentre a su cargo, hasta el segundo grado inclusive de consanguinidad o afinidad que, por razones de edad, accidente, enfermedad o discapacidad, no pueda valerse por sí mismo, y que no desempeñe actividad retribuida. El tiempo mínimo en esta situación, es el que el Guardia Civil considere oportuno.

 

El período de excedencia será único para cada sujeto causante. Cuando un nuevo sujeto causante diera origen a una nueva excedencia, el inicio del período de la misma pondrá fin al que se viniera disfrutando.

Estos derechos no podrán ser ejercidos simultáneamente por dos o más guardias Civiles en relación con el mismo causante.

  • Ingresen por acceso directo como alumnos de los centros docentes de formación de las fuerzas Armadas o de la guardia Civil.
  • Lo soliciten, por razón de violencia de género, para hacer efectiva su protección o su derecho a la asistencia social integral.
  • Lo soliciten por agrupación familiar cuando su cónyuge resida en otro municipio por haber obtenido y estar desempeñando un puesto de trabajo de carácter definitivo como funcionario de carrera o como laboral fijo en cualquiera de las Administraciones Públicas, Organismos Públicos y Entidades de Derecho Público dependiente o vinculados a ellas.

Tiempo mínimo de excedencia voluntaria: Dos años.

Efectos de la excedencia voluntaria: El interesado podrá ascender durante los 2 primeros años de permanencia, siempre que tenga cumplidos los requisitos que se exijan a los miembros de la Escala.

Régimen Disciplinario de la Guardia Civil

LEY ORGÁNICA 12/2007, de 22 de octubre, del régimen disciplinario de la Guardia Civil, (BOE del 23) deroga la Ley Orgánica 11/1991, de 17 de junio, del Régimen disciplinario de la Guardia Civil. (Entrada en vigor – 23 de enero 2008 -)

Ámbito personal de aplicación.

  1. Están sujetos a la presente Ley los miembros de la Guardia Civil que se encuentren en cualquiera de las situaciones administrativas en que se mantengan derechos y obligaciones inherentes a la condición de Guardia Civil.
  2. Los alumnos de los Centros Docentes de Formación de la Guardia Civil estarán sujetos a lo previsto en esta Ley en la medida en que les sea de aplicación, sin perjuicio de la observancia de las normas específicas de carácter académico.

Tramitación de procedimiento penal por los mismos hechos.

La iniciación de un procedimiento penal contra miembros de la Guardia Civil no impedirá la incoación y tramitación de expedientes disciplinarios por los mismos hechos. No obstante, la resolución definitiva de dichos procedimientos sancionadores sólo podrá producirse cuando la dictada en el ámbito penal sea firme, vinculando la declaración de hechos probados.

Clases de faltas.

Las faltas podrán ser muy graves, graves y leves.

Faltas muy graves.

Son faltas muy graves, siempre que no constituyan delito:

  1. El incumplimiento del deber de fidelidad a la Constitución en el ejercicio de sus funciones y la realización de actos irrespetuosos o la emisión pública de expresiones o manifestaciones contrarias al ordenamiento constitucional o al Rey y a las demás instituciones por ella reconocidas.
  2. La violación de la neutralidad o independencia política o sindical en el desarrollo de la actuación profesional.
  3. La promoción o pertenencia a partidos políticos o a sindicatos, así como el desarrollo de actividades políticas o sindicales.
  4. Toda actuación que suponga discriminación o acoso por razón de origen racial o étnico, religión o convicciones, discapacidad, edad, orientación sexual, sexo, lengua, opinión, lugar de nacimiento o vecindad, o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
  5. La obstaculización grave del ejercicio de los derechos fundamentales o de las libertades públicas.
  6. El trato inhumano, degradante, o vejatorio a las personas que se encuentren bajo su custodia o con las que se relacionen por razón del servicio.
  7. El abuso de atribuciones que cause grave daño a los ciudadanos, a entidades con personalidad jurídica, a los subordinados o a la Administración.
  8. La realización reiterada, en el marco de una relación de servicio, de actos de acoso psicológico u hostilidad.
  9. La omisión de urgente auxilio, en aquellos hechos o circunstancias graves en que sea obligada su actuación o cuando se trate de un compañero en peligro.
  10. La falta de colaboración manifiesta con los demás miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, cuando resulte perjudicado gravemente el servicio o se deriven consecuencias graves para la seguridad ciudadana.
  11. La falta de presentación o puesta a disposición inmediata en la dependencia de destino o en la más próxima, en los casos de declaración de los estados de alarma o de excepción, así como, cuando así se disponga, en caso de alteración grave de la seguridad ciudadana o en supuestos de emergencia grave de protección civil.
  12. La no comparecencia a prestar un servicio, ausentarse de él o desatenderlo, cuando por su naturaleza y circunstancias sea de especial relevancia.
  13. Cometer un delito doloso condenado por sentencia firme, relacionado con el servicio, o cualquier otro delito que cause grave daño a la Administración, a los ciudadanos o a las entidades con personalidad jurídica.
  14. La participación en huelgas, en acciones sustitutivas de las mismas o en actuaciones concertadas con el fin de alterar el normal funcionamiento del servicio.
  15. La desobediencia grave o la indisciplina frente a las órdenes o instrucciones de un superior, salvo que éstas constituyan infracción manifiesta del ordenamiento jurídico.
  16. La publicación o utilización indebida de secretos oficiales, declarados así con arreglo a la legislación específica en la materia.
  17. Violar el secreto profesional cuando afecte a la defensa nacional o a la seguridad ciudadana, perjudique el desarrollo de la labor policial o cause daños a personas físicas o jurídicas, públicas o privadas.
  18. Desarrollar cualquier actividad que vulnere las normas sobre incompatibilidades.
  19. Alterar o manipular los registros de imágenes o sonidos obtenidos con videocámaras.
  20. Permitir el acceso de personas no autorizadas a las imágenes o sonidos obtenidos por cualquier medio legítimo o utilizar aquéllas o éstos para fines distintos de los previstos legalmente.
  21. Reproducir las imágenes y sonidos obtenidos con videocámaras para fines distintos de los previstos legalmente.
  22. Utilizar los medios técnicos regulados en la normativa legal sobre videocámaras para fines distintos de los previstos en ésta.
  23. Prestar servicio en estado de embriaguez o bajo los efectos de estupefacientes o sustancias tóxicas o psicotrópicas o el consumo de los mismos durante el servicio.
  24. La negativa injustificada a someterse a reconocimiento médico, prueba de alcoholemia o detección del consumo de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias similares, legítimamente ordenada por la autoridad competente, a fin de constatar la capacidad psicofísica para prestar servicio.
  25. La adopción de acuerdos manifiestamente ilegales cuando con ello se cause perjuicio a la Administración, a los ciudadanos o a entidades con personalidad jurídica.
  26. Cometer falta grave, teniendo anotadas, sin cancelar, dos faltas muy graves, o una grave y otra muy grave.
  27. No impedir que el personal subordinado realice cualquier acción u omisión tipificada como falta muy grave en la presente Ley.
  28. Inducir a la comisión de alguna de las faltas previstas en los apartados anteriores.

Faltas graves. (Entre otras)

Son faltas graves, siempre que no constituyan delito o falta muy grave:

  1. La comisión de actos que atenten a la dignidad de las instituciones o poderes del Estado, de las Comunidades Autónomas o Administraciones Locales, a las personas o autoridades que los encarnan o a sus símbolos; así como la observancia de conductas gravemente contrarias a la dignidad de la Guardia Civil.
  2. El abuso de autoridad en el ejercicio del cargo.
  3. El impedimento, la dificultad o la limitación a los ciudadanos, a los subordinados o a las entidades con personalidad jurídica, del ejercicio de los derechos que tengan reconocidos.
  4. Ordenar a los subordinados la ejecución de prestaciones de tipo personal ajenas al servicio o dictar órdenes a los ciudadanos no relacionadas con el servicio.
  5. La falta de subordinación.
  6. La grave desconsideración con los superiores, compañeros, subordinados o ciudadanos en el ejercicio de sus funciones, con ocasión de ellas o vistiendo de uniforme.
  7. La falta de colaboración manifiesta con otros miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
  8. La violación del secreto profesional.
  9. La emisión de informes o partes del servicio que no se ajusten a la realidad o la desvirtúen.
  10. No comparecer a prestar un servicio, ausentarse de él, o desatenderlo.
  11. La falta de prestación del servicio amparándose en una supuesta enfermedad, así como la prolongación injustificada de la baja para éste.
  12. La grave perturbación del servicio.

Faltas leves. (Entre otras)

Son faltas leves, salvo que constituyan falta grave o muy grave:

  1. La desconsideración o incorrección con los superiores, compañeros, subordinados o ciudadanos en el ejercicio de las funciones, con ocasión de aquéllas o vistiendo de uniforme.
  2. La incomparecencia a prestar un servicio, la ausencia de él, la desatención o la colocación en la situación de no ser localizado para prestarlo.
  3. El retraso, negligencia o inexactitud en el cumplimiento de los deberes u obligaciones, de las órdenes recibidas, o de las normas de régimen interior, así como la falta de rendimiento en el desempeño del servicio habitual.
  4. La infracción de las normas sobre el deber de residencia, la desatención del llamamiento para la prestación de un servicio, la no incorporación a su Unidad con la mayor prontitud posible cuando sea requerido para ello, así como la no comunicación a su Unidad del domicilio o los datos precisos para su localización o la colocación en situación de no ser localizado.
  5. La indiscreción en cualquier asunto del servicio.
  6. El incumplimiento de las directrices o pautas formativas durante la instrucción o preparación para el desempeño de la labor profesional.
  7. El incumplimiento del horario de servicio o la falta de puntualidad en los actos de servicio, sin causa que lo justifique.
  8. La omisión del conducto reglamentario para formular cualquier solicitud, reclamación o queja relacionadas con el servicio.

Sanciones disciplinarias

  1. Las sanciones que pueden imponerse por faltas muy graves son:
    • Separación del servicio.
    • Suspensión de empleo desde tres meses y un día hasta un máximo de seis años.
    • Pérdida de puestos en el escalafón.
  2. Las sanciones que pueden imponerse por faltas graves son:
    • Suspensión de empleo de un mes a tres meses. Pérdida de cinco a veinte días de haberes con suspensión de funciones.
    • Pérdida de destino.
  3. Las sanciones que pueden imponerse por faltas leves son:
    • Reprensión.
    • Pérdida de uno a cuatro días de haberes con suspensión de funciones.

Separación del servicio.

La separación del servicio supondrá para el sancionado la pérdida de la condición de militar de carrera de la Guardia Civil, perdiendo los derechos profesionales adquiridos excepto los derechos pasivos que hubiese consolidado.

Suspensión de empleo.

  1. La sanción de suspensión de empleo implicará el pase a la situación administrativa del mismo nombre con los efectos económicos inherentes a dicha situación y privará
    al interesado de todas las funciones propias de éste por el período que se determine.
  2. También producirá el efecto de quedar inmovilizado el infractor en su puesto y empleo que ocupe, y el tiempo transcurrido no será de abono para el servicio.
  3. Concluida la suspensión, finalizará la inmovilización en el empleo y la pérdida de puestos será definitiva.
  4. Cuando la sanción de suspensión de empleo tenga una duración superior a seis meses, determinará el cese en el destino que venía ocupando el infractor, así como la imposibilidad de obtener otro, durante un período de dos años, en la misma Unidad o especialidad que determine la resolución sancionadora.

Pérdida de puestos en el escalafón.

La pérdida de puestos en el escalafón supondrá para el sancionado el retraso en el orden de escalafonamiento, dentro de su empleo, del número de puestos que se determine en la resolución del expediente que, en ningún caso, podrá ser superior a un quinto ni inferior a un décimo, del número de los componentes de su empleo.

Pérdida de destino.

La sanción de pérdida de destino supone el cese en el que viniera ocupando el infractor quien, durante dos años, no podrá solicitar otro en la misma Unidad o especialidad que determine, de manera motivada y atendiendo a la relación directa con la infracción cometida, la resolución sancionadora.

Pérdida de haberes con suspensión de funciones.

La pérdida de haberes con suspensión de funciones supone la pérdida de las retribuciones correspondientes a los días objeto de sanción y la suspensión de funciones correspondientes a los días de su duración.

Aplicación del régimen disciplinario a los alumnos de Centros Docentes de Formación.

  1. La aplicación del régimen disciplinario a los alumnos de los Centros Docentes de Formación de la Guardia Civil se regirá por las normas contenidas en este artículo.
  2. A aquellos alumnos del Centro Docente que ya fueran miembros de la Guardia Civil les resultarán de aplicación las sanciones previstas con carácter general en el artículo 11, si bien las sanciones de separación del servicio, suspensión de empleo y pérdida de destino conllevarán la pérdida de la condición de alumno en el Centro Docente, que tendrá, para estos casos, el carácter de accesoria.
  3. Al resto de los alumnos sólo se les podrá imponer las sanciones siguientes:
    • a) Por la comisión de faltas graves y muy graves:
    • Suspensión de haberes y servicios de cinco a veinte días.
    • Baja como alumno en el Centro Docente.
    • b) Por la comisión de faltas leves:
    • Reprensión.
    • Suspensión de haberes y servicios de uno a cuatro días.

Prescripción de las faltas.

  1. Las faltas muy graves prescribirán a los tres años, las graves a los dos años y las leves a los seis meses.
  2. El plazo de prescripción comenzará a contarse desde que la falta se hubiese cometido. Si el procedimiento se iniciase por cualquiera de las faltas disciplinarias derivadas de condena por sentencia penal, la prescripción comenzará a computarse desde que la sentencia sea firme, y, en todo caso, desde la fecha en que se acuerde el archivo de la ejecutoria penal.
  3. La notificación al interesado del acuerdo de inicio de cualquier procedimiento disciplinario interrumpirá los plazos de prescripción establecidos en el apartado primero de este artículo, que volverán a correr de no haberse concluido en el tiempo máximo establecido en esta Ley.
  4. Los plazos de prescripción de las faltas graves y muy graves quedarán interrumpidos cuando cualquiera de los hechos integrantes de esas faltas o vinculados con ellos sean objeto de procedimiento judicial penal. Estos plazos volverán a correr cuando se adopte resolución firme por el órgano judicial competente.

Prescripción de las sanciones.

  1. Las sanciones impuestas por faltas muy graves prescribirán a los tres años, las impuestas por faltas graves a los dos años y las impuestas por falta leve al año.
    Estos plazos comenzarán a computarse desde el día en que se notifique al interesado la resolución sancionadora o desde que se quebrantase su cumplimiento, si hubiera comenzado.
  2. La prescripción se interrumpirá cuando se suspenda el cumplimiento de la sanción en los casos previstos en esta Ley.

De la potestad disciplinaria

Atribución de la potestad disciplinaria.

  1. Corresponde la potestad disciplinaria a las autoridades y mandos de los Ministerios de Defensa y del Interior, en los términos establecidos en esta Ley.
  2. Tendrán la facultad de instar el ejercicio de la potestad disciplinaria ante el Director General de la Policía y de la Guardia Civil, las autoridades bajo cuya dependencia funcional presten servicio los miembros del Cuerpo de la Guardia Civil.

SITUACIÓN DE RESERVA EN LA GUARDIA CIVIL

Los guardias civiles pasarán a la situación de reserva al cumplir las edades que se señalan a continuación:

Escala Superior de Oficiales, Escala de Oficiales, Escala Facultativa Superior y Escala facultativa Técnica:

  • Generales de Brigada, 63 años
  • Restantes empleos, 61 años.
  • Los Generales de División pasarán directamente a retiro al cumplir 65 años.

En la situación de reserva no se producirán ascensos.

El personal en situación de reserva estará a disposición del Ministro del Interior para el cumplimiento de funciones policiales, en los términos que reglamentariamente se determinen.

Desde la situación de reserva se podrá pasar a las de servicios especiales, excedencia voluntaria, suspenso de empleo y suspenso de funciones. Al cesar en éstas, el interesado se reintegrará a la de reserva.

PASE A RETIRO

La relación de servicios profesionales con el Cuerpo de la Guardia Civil cesa en virtud de retiro, que se declarará de oficio, o en su caso, a instancia de parte, en los siguientes supuestos:

  • Al cumplir la edad de 65 años.
  • Quienes al corresponderles pasar a la situación de reserva según lo dispuesto anteriormente, no cuenten con 20 años de tiempo de servicios desde la adquisición de la condición de guardia civil.
  • Con carácter voluntario, en las condiciones establecidas para la jubilación voluntaria en la legislación de Clases Pasivas del Estado.
  • Por insuficiencia de condiciones psicofísicas que impliquen inutilidad permanente para el servicio.
  • Por insuficiencia de facultades profesionales.

RENUNCIA A LA CONDICIÓN DE GUARDIA CIVIL

La renuncia a la condición de guardia civil y de militar de carrera de la Guardia Civil, requerirá un preaviso con una antelación mínima de 6 meses, salvo circunstancias personales excepcionales que reglamentariamente se determines. Por motivos graves de seguridad ciudadana u operatividad de los servicios, puede retrasarse la efectividad de la renuncia hasta un plazo máximo de 6 meses.

El procedimiento de formalización de la renuncia deberá instruirse y resolverse en el plazo de dos meses.

RECURSOS CONTRA ACTOS Y RESOLUCIONES EN LA GUARDIA CIVIL

Contra los actos y resoluciones que se adopten en ejercicio de las competencias atribuidas en la Ley de personal de la Guardia Civil, podrán interponer recurso de alzada.

Contra los actos y resoluciones adoptados, en el ejercicio de las competencias atribuidas en por la Ley Orgánica de personal de la guardia civil, por el Consejo de Ministros y por los Ministros de Defensa y del Interior, que sean resolución de recurso de alzada, podrá interponerse recurso de reposición, con carácter potestativo, previo a la vía contencioso-administrativa.

En los procedimientos en materia de evaluaciones, clasificaciones, ascensos, destinos y recompensas cuya concesión deba realizarse a solicitud del personal del Cuerpo de la Guardia Civil, si la Administración no notificara su decisión en el plazo de tres meses o, en su caso, en el establecido en el correspondiente procedimiento, se considerará desestimada la solicitud, quedando expedita la vía contencioso-administrativa.

Contra las resoluciones sancionadoras adoptadas en los procedimientos disciplinarios, los interesados podrán interponer los recursos de alzada y reposición en los términos previstos en los artículos siguientes, sin perjuicio del cumplimiento de las sanciones impuestas.

Los recursos deberán presentarse por escrito, serán siempre motivados y en ningún caso podrán interponerse de forma colectiva.

  1. Obligatorio
  2. Obligatorio
  3. Obligatorio
 

cforms contact form by delicious:days