Abogados contrato de arrendamiento náutico

contrato arrendamiento nautico recreo

Contrato de arrendamiento náutico recreo

Por el contrato de arrendamiento náutico recreativo o deportivo (alquiler de embarcaciones, yates, fuera bordas, etc) el arrendador cede o pone a disposición del arrendatario, a cambio de precio, un buque o embarcación por un período de tiempo y con una finalidad exclusivamente deportiva o recreativa.

Modalidades y régimen aplicable

1. El arrendamiento náutico podrá ser sin dotación o con dotación.

2. El contrato de arrendamiento náutico sin dotación se regulará por lo que aquí se menciona, por las aplicables al contrato de arrendamiento de buque y por los pactos libremente convenidos por las partes.

3. El contrato de arrendamiento náutico con dotación se regulará por las disposiciones de este apartado, por lo previsto en los contratos de utilización del buque para fines distintos del transporte de mercancías y por los pactos libremente convenidos por las partes.

Retraso en la entrega del buque o embarcación

1. Si llegada la fecha pactada el arrendador se retrasa en la entrega del buque o embarcación o en su puesta a disposición a favor del arrendatario, el arrendador deberá pagar al arrendatario la cantidad a tal efecto pactada o, en su defecto, una cantidad proporcional al retraso ocasionado.

2. Si el retraso en la entrega o puesta a disposición es superior a cuarenta y ocho horas, además de la indemnización a que se refiere el apartado anterior, el arrendatario podrá optar entre resolver el contrato o ampliarlo por un tiempo equivalente al retraso.

Instrucciones del arrendatario y criterio profesional del patrón

En el arrendamiento con tripulación, el patrón y, en su caso, los demás miembros de la dotación, seguirán las instrucciones del arrendatario en cuanto al empleo del buque dentro de lo pactado, siempre que no pongan en riesgo la seguridad a bordo o de la navegación, en cuyo caso prevalecerá el criterio profesional del patrón, estando obligados tanto el arrendatario como sus acompañantes a seguir las correspondientes órdenes o indicaciones impartidas por aquél.

Deber de informar de los daños sufridos

En el arrendamiento sin dotación, el arrendatario deberá informar al arrendador, a la mayor brevedad posible, de cualquier daño o incidente que afecte o pueda afectar a la navegabilidad o seguridad del buque o embarcación.

Prescripción de acciones

Las acciones derivadas del contrato de arrendamiento náutico prescriben en el plazo de un año, contado desde la fecha de la terminación del contrato o del desembarque definitivo del arrendatario y de sus acompañantes, si fuera posterior.

Fuente de información principal: Arts. 307 y ss de la Ley 14/2014, de 24 de julio, de Navegación Marítima 

ABOGADOS ESPECIALISTAS EN ARRENDAMIENTOS NAUTICOS
Si necesita un abogado que le asesore en contrato de arrendamiento náuticos recreativos

CONTACTE CON NOSOTROS