Concurso de acreedores

concurso de acreedores

El concurso de acreedores, es la situación legal en la que se encuentra una empresa (sociedad) y/o persona física (autónomo), que no puede hacer frente a las deudas con sus acreedores, pudiendo ser concurso de acreedores voluntario o necesario, según quién promueva dicho concurso de acreedores.

El concurso de acreedores 

El concurso de acreedores, de acuerdo con la Ley concursal (Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, modificada por Ley 38/2011, de 10 de octubre), es el procedimiento que puede proceder respecto de cualquier deudor, sea persona natural (física) o jurídica.

La obligatoriedad del concurso

En primer lugar, es obligatorio por Ley instar el concurso de acreedores si se encuentre o prevee que se va a encontrar en un estado de insolvencia.

Plazo para la interposición del concurso

El plazo para cumplir esta obligación es de dos meses desde que se hubiera conocido o debido conocer su estado de insolvencia.

El incumplimiento de esta obligación tendrá consecuencias negativas para el deudor en el proceso concursal, y cuando se trate de sociedades mercantiles para sus administradores.

Representación legal en el concurso de acreedores

El concurso de acreedores es un proceso judicial, de carácter mercantil, que de acuerdo con la Ley concursal, tiene que interponerlo mediante Abogado y representado por Procurador, aquellas empresas o persona física, cuando prevea que va a suspender los pagos inminentes con sus acreedores o que no podrá hacer frente a los mismos.

El estado de insolvencia es el presupuesto objetivo del concurso de acreedores y puede ser actual o inminente.

La competencia de  los Juzgados de lo Mercantil.

codigo concurso acreedoresEl deudor deberá solicitar la declaración de concurso de acreedores dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que hubiera conocido o debido conocer su estado de insolvencia.

Salvo prueba en contrario, se presumirá que el deudor ha conocido su estado de insolvencia cuando haya acaecido alguno de los hechos que pueden servir de fundamento a una solicitud de concurso necesario conforme al apartado 4 del artículo 2 y, si se trata de alguno de los previstos en su párrafo 4.º, haya transcurrido el plazo correspondiente.

Presupuestos formales del concurso de acreedores

Los artículos del 3 al 7 de la Ley Concursal recogen los presupuestos formales de la declaración de concurso de acreedores, que siempre será a petición de parte o de acreedor, pero nunca de oficio.

  • Si el deudor fuera persona jurídica, la solicitud corresponde al órgano de administración o liquidación o también lo pueden hacer los socios, miembros o integrantes que sean personalmente responsables de las deudas.
  • No está legitimado para ello, el acreedor que haya adquirido el crédito en los 6 meses anteriores a la presentación de la solicitud, por actos ínter vivos y a título singular después de su vencimiento.
  • Los acreedores del deudor fallecido.
  • El acreedor puede solicitar declaración de concursos de varios de sus deudores cuando existe confusión de patrimonios o se trata de personas jurídicas del mismo grupo.

Presupuesto objetivo del concurso

La definición de empresas en peligro económico, en crisis, con falta de activo circulante, o con falta de tesorería son algunas de las premisas que nos permiten presentar la declaración de concurso.

El art. 2 Ley Concursal establece que:

“La declaración de concurso de acreedores procederá en caso de insolvencia del deudor común. Se encuentra en estado de insolvencia el deudor que no puede cumplir regularmente sus obligaciones exigibles”.

Beneficios positivos del concurso para el deudor

  1. Con la declaración del concurso de acreedores se posibilita la continuidad de la actividad empresarial, profesional y económica del deudor. (art. 44 LC)
  2. Por regla general, cuando se trate de un concurso de acreedores voluntario, el deudor conservará las facultades de administración y disposición de su patrimonio. (art. 44 LC)
  3. Por tanto, la persona natural tendrá derecho a alimentos con cargo a la masa activa.
  4. Además, con el concurso de acreedores se paralizan transitoriamente todas las ejecuciones singulares, judiciales y extrajudiciales. (art. 55 LC)
  5. La declaración de concurso de acreedores también conlleva la paralización en el devengo de intereses.
  6. El concurso de acreedores busca fundamentalmente, una solución colectiva con los acreedores en la satisfacción de sus créditos.

La mediación concursal:  negociaciones y efectos del concurso

El deudor podrá poner en conocimiento del juzgado competente para la declaración de su concurso de acreedores que ha iniciado negociaciones para alcanzar un acuerdo de refinanciación de los previstos en el artículo 71 bis.1 y en la Disposición adicional cuarta o para obtener adhesiones a una propuesta anticipada de convenio en los términos previstos en la Ley.

En el caso en que solicite un acuerdo extrajudicial de pago, una vez que el mediador concursal propuesto acepte el cargo, el registrador mercantil o notario al que se hubiera solicitado la designación del mediador concursal deberá comunicar, de oficio, la apertura de las negociaciones al juzgado competente para la declaración de concurso.

Artículo 5 bis redactado por el apartado uno del artículo único de la Ley 17/2014, de 30 de septiembre, por la que se adoptan medidas urgentes en materia de refinanciación y reestructuración de deuda empresarial («B.O.E.» 1 octubre).Vigencia: 2 octubre 2014.

Clases de concurso de acreedores

Concurso de acreedores voluntario:

Se produce cuando la primera de las solicitudes presentadas hubiera sido la del propio deudor. Deberá justificarla.

Cabe la declaración anticipada del concurso de acreedores si el deudor prevé tal situación como inminente.

En definitiva, lo que se viene a determinar es que el concurso de acreedores voluntario sólo existe, si es original en su instancia, no pudiendo considerarse como voluntario si se solicita como consecuencia de un concurso necesario que no hubiera prosperado por cuestiones procedimentales.

Concurso de acreedores necesario

Los acreedores deberán fundarse en alguno de los hechos del artículo 2.4. La insolvencia deberá ser actual, no inminente.

Puede afirmarse que el concurso de acreedores es necesario cuando la primera solicitud es la presentada por cualquier legitimado distinto del deudor (acreedor) artículo.22.1 LC-y aquél sólo puede ser declarado en el supuesto de insolvencia actual, esto es, cuando el deudor no puede cumplir regularmente sus obligaciones exigibles, insolvencia que debe manifestarse por alguno de los hechos externos del artículo.2.4 LC

Con la entrada en vigor el 1 de septiembre de la Ley Concursal (Ley 22/2003, de 9 de julio) , las antiguas quiebras y suspensiones de pago de las empresas han sido sustituidas por un procedimiento único, el concurso de acreedores, una vía para resolver las situaciones de insolvencia de las empresas.

Convocatorias del concurso de acreedores

La convocatoria del concurso puede ser voluntaria , si la pide el propio deudor o uno de los socios, o necesaria, cuando lo solicita un acreedor.

El concurso se podrá instar ante la empresa matriz y/o ante el resto de empresas del grupo.

Obligación de la solicitud del concurso de acreedores

La ley obliga a solicitar el concurso antes de dos meses de que la empresa sea insolvente de acuerdo con los siguientes supuestos:

  • Cuando no disponga de bienes suficientes para atender una ejecución de embargo, ante la existencia de embargos.
  • Ante la existencia de embargos que afecten de manera general a su patrimonio.
  • En situaciones de impagados durante tres meses de las obligaciones tributarias o de las cuotas a la Seguridad Social.

Pero el deudor tiene la opción de realizar una propuesta anticipada de convenio de acreedores que permite poner fin al concurso y a sus largos trámites. Para ello ha de ser aceptada por los acreedores y aceptada judicialmente.

Sin embargo, el proceso no acaba ahí, para darlo por concluido hay que acreditar su cumplimiento.

La resolución por liquidación de la empresa tiene lugar cuando no es posible llegar a un acuerdo con los acreedores, si no se cumple el convenio pactado o si al concursante le interesa liquidar los bienes y pagar a los acreedores.

La liquidación de la empresa en el concurso

Si el concurso acaba en liquidación de la empresa el juez puede llegar a condenar a los administradores al pago de todas las deudas o a la parte que no quede cubierta con los bienes del concurso.

Declaración del concurso culpable

Y si hay declaración de culpabilidad en el concurso los administradores pueden incluso ser inhabilitados por un período de entre dos y quince años para administrar otras empresas e incluso ser condenados a penas de prisión.

¿Quién puede solicitar el concurso de acreedores? 

  • El concurso puede se solicitado por el propio deudor.
  • Puede solicitarlo también los acreedores 

Sólo se niega la legitimación para solicitar el concurso a aquellos acreedores que hubieran adquirido su crédito por actos inter vivos y a título singular, después de su vencimiento, en los seis meses anteriores a la presentación de la solicitud, a fin de evitar fraudes en la solicitudes de concurso mediante la adquisición de créditos con la única finalidad de promover el concurso.

El deudor concursal
  • Deudor: El deudor estará facultado para solicitar la declaración de concurso. En caso de que el deudor sea una persona jurídica (o entidades sin personalidad jurídica) cuya forma de organización sea la de la existencia de órganos pluripersonales o colegiados de toma de decisiones (comunidad de bienes, uniones temporales de empresas etc.) quien será competente para solicitar la declaración de concurso será su órgano de administración o de liquidación. Es lo que se viene a denominar en la Ley Concursal como una situación de concurso voluntario.
El acreedor concursal
  • Acreedores: Estará legitimado para solicitar la declaración de concurso el acreedor. Aquellas declaraciones de concurso instadas por el acreedor, se definen en la Ley Concursal como situaciones de concurso necesario.

Órganos que intervienen en el concurso de acreedores

  • El Juez del Concurso (Juzgados de lo Mercantil)
  • La Administración concursal (Abogados y/o Economistas)
  • Ministerio Fiscal
  • Junta de Acreedores
  • Deudor o concursado

Efectos de la declaración del concurso 

El concurso sobre el deudor:

Sobre sus facultades patrimoniales, sobre las comunicaciones, residencia y libre circulación y sobre su labor profesional.

El concurso sobre los acreedores:

Integración en atención a su rango crediticio en la masa pasiva, con las correspondientes excepciones legales y con efectos sobre las acciones individuales (juicios declarativos, arbitrajes, apremios, etc.) y sobre créditos en particular.

El concurso sobre contratos vigentes:

Novedad significativa es el seguimiento de los contratos de trabajo, cuya extinción, suspensión o modificación colectiva se atribuye al Juez del concurso.

Actos de reintegración de operaciones anteriores al Auto de concurso

La Disposición Adicional Cuarta de la Ley Concursal, en su nueva redacción llevada a cabo por el Real Decreto-Ley 3/2009, hace una relación de aquellas operaciones que deben, a juicio del autor de la norma, quedar inmunes frente a la acción de reintegración de la masa activa (ex artículo 71.1 LC).

Según el tenor de dicha Disposición Adicional, las operaciones de refinanciación que quedan incluidas dentro de su ámbito de protección son tanto los acuerdos de refinanciación alcanzados por el deudor -que cumplan los requisitos que más abajo relacionaremos-, como los negocios, actos y pagos realizados y las garantías constituidas en ejecución de tales acuerdos, siempre que consistan en:

  • la ampliación significativa del crédito disponible por el deudor; o,
  • la modificación de las obligaciones preexistentes a cargo del deudor de alguna de las siguientes maneras:
    • mediante la prórroga de su plazo de vencimiento
    • mediante el establecimiento de nuevas obligaciones que sustituyan a las originarias

Requisitos de las acciones de reintegración del concurso

Los requisitos para que las referidas operaciones sean inatacables por medio de la acción de reintegración son:

  • que respondan a un plan de viabilidad que permita la continuación de la actividad del deudor en el corto y el medio plazo
  • que tal acuerdo sea suscrito por acreedores que representen al menos tres quintas partes del pasivo del deudor en la fecha de la adopción del acuerdo. A pesar de la mención plural a “acreedores” no debe existir ningún obstáculo para que la representación de la proporción de pasivo exigida a estos efectos la ostente un solo acreedor
  • que el acuerdo sea informado favorablemente por un experto independiente designado por el Registrador Mercantil del domicilio del deudor, al amparo de lo previsto en los artículos 338 y ss. RRM
  • que el acuerdo se formalice en instrumento público

Consecuencia de la acción de reintegración

Caso de concurrir los requisitos señalados, las consecuencias que se producen son dos:

  • dichos actos no se hallan sujetos a las posibilidades de rescisión que se abren, declarado el concurso, en virtud de lo que dispone el artículo 71.1 LC
  • que, a diferencia de lo que contempla el artículo 72.1 LC en orden a atribuir legitimación a los acreedores para el ejercicio de otras acciones de impugnación contra tales actos, en el caso de las operaciones de refinanciación que estamos contemplando, sólo corresponderá a la Administración concursal la legitimación para su ejercicio

Fases del concurso de acreedores 

Las fases del concurso se describen en el artículo 183 de la Ley Concursal. Divide el procedimiento en cinco secciones, mas una situación previa:

Concurso anticipado

La reforma de 2009 de la Ley concursal, permite al deudor que se halle en estado de insolvencia actual, que eluda su obligación de solicitar la declaración de concurso -según lo previsto en el artículo 5.1 LC- siempre que se halle inmerso en un proceso de negociación para recabar adhesiones al contenido de una propuesta de convenio anticipado.

La fase de negociación concursal

Siendo las cosas así, el deudor podrá beneficiarse de un plazo de tres meses para llevar a cabo dicha negociación, tras el cual, y haya tenido o no éxito la negociación, dispondrá de un mes suplementario para presentar una solicitud de concurso que, de admitirse a trámite, dará lugar, en todo caso, a un concurso voluntario.

Los requisitos de necesaria concurrencia para que la prórroga de tres meses señalada sea concedida son:

  • Que el deudor se encuentre negociando con sus acreedores la obtención de adhesiones a una concreta propuesta de convenio; y,
  • Que el deudor ponga en conocimiento del “Juez competente para la declaración de concurso”, que se halla en dicha situación negociadora
SECCIÓN PRIMERA DEL CONCURSO DE ACREEDORES

Lo relativo a la declaración de concurso, a las medidas cautelares, a la resolución final de la fase común, a la conclusión y, en su caso, a la reapertura del concurso.

SECCIÓN SEGUNDA DEL CONCURSO DE ACREEDORES

Lo relativo a la administración concursal del concurso, al nombramiento y al estatuto de los administradores concursales, a la determinación de sus facultades y a su ejercicio, a la rendición de cuentas y, en su caso, a la responsabilidad de los administradores concursales.

SECCIÓN TERCERA DEL CONCURSO DE ACREEDORES

Lo relativo a la determinación de la masa activa, a la sustanciación, decisión y ejecución de las acciones de reintegración y de reducción, a la realización de los bienes y derechos que integran la masa activa, al pago de los acreedores y a las deudas de la masa.

SECCIÓN CUARTA DEL CONCURSO DE ACREEDORES

Lo relativo a la determinación de la masa activa, a la comunicación, reconocimiento, graduación y clasificación de créditos. En esta sección se incluirán también, en pieza separada los juicios declarativos contra el deudor que se hubieran acumulado al concurso de acreedores y las ejecuciones que se inicien o reanuden contra el concursado.

SECCIÓN QUINTA DEL CONCURSO DE ACREEDORES

Lo relativo al convenio o, en su caso, a la liquidación.

pdfModelo de Propuesta de convenio ordinaria

SECCIÓN SEXTA DEL CONCURSO DE ACREEDORES

Lo relativo a la calificación del concurso y a sus efectos.

cuatro fases en el proceso concursal:
Fase 1– Actos previos.- Hasta el auto de admisión a trámite.
Fase 2– Fase común.- Desde el auto de admisión a trámite hasta el informe concursal.
Fase 3- Fase de resolución.- Convenio para continuar la actividad o liquidación.
Fase 4– Determinación de la responsabilidad.

Puede haber una reapertura del concurso y que nos devuelve a la Fase 3.

Concurso de acreedores de personas físicas 

  1. Cual es la masa activa y pasiva – ingresos y deudas 
  2. La vivienda habitual y presunciones

concurso de acreedores personas fisicasEn caso de concurso de persona casada, que puede aplicarse también a los autónomos, la masa activa comprenderá los bienes y derechos propios o privativos del concursado.

Si el régimen económico del matrimonio fuese el de sociedad de gananciales o cualquier otro de comunidad de bienes, se incluirán en la masa, además, los bienes gananciales o comunes cuando deban responder de obligaciones del concursado.

En este caso, el cónyuge del concursado podrá pedir la disolución de la sociedad o comunidad conyugal y el juez acordará la liquidación o división del patrimonio que se llevará a cabo de forma coordinada con lo que resulte del convenio o de la liquidación del concurso.

La Ley de Enjuiciamiento Civil actúa como supletoria de la Ley Concursal, en cuanto ésta no contemple normas procesales especiales

Procedimiento abreviado para personas físicas en el concurso

Se regula un procedimiento abreviado que el Juez podrá aplicar cuando el deudor sea:

  • Persona natural o persona jurídica. (Sistema fundamentalmente utilizado en los concursos de sociedades de gananciales, o sociedades civiles, familiares o no)
  • Que conforme a la legislación mercantil, esté autorizada a presentar balance abreviado.
  • Que la estimación inicial de su pasivo (deudas) no supere 1.000.000 de euros.

Los incidentes concursales en el concurso de personas físicas

Pieza básica en este sistema procesal de la nueva Ley es el incidente concursal, un procedimiento especial a través del cual se ventilarán todas las cuestiones que se susciten durante el concurso y que no tengan señalada en la Ley otra tramitación distinta.

Este incidente se configura con dos modalidades procesales distintas, según la materia sobre la que verse:

  1. Tiene por objeto resolver aquellas materias de índole laboral que se planteen en el marco del procedimiento concursal.
  2. Para materias estrictamente concursales.

La celeridad de este procedimiento se complementa con un adecuado sistema de recursos, en el que, en principio, sólo se admite el de reposición contra providencias y autos y el de apelación contra sentencias que aprueben o rechacen el convenio, su cumplimiento o incumplimiento y la conclusión del concurso. Contra las sentencias resolutorias de incidentes planteados con posterioridad o durante la fase de liquidación, cabrá también recurso de apelación.

El recurso de casación en el concurso de personas físicas

Sólo se admite el recurso de casación y el extraordinario de infracción procesal.

Se introduce el recurso de suplicación y los demás que prevé la Ley contra las resoluciones en materia laboral y las que resuelvan los incidentes concursales que versen sobre la misma materia.

¿Cual es la masa activa y pasiva del concurso de persona física o de sociedad conyugal?

En caso de concurso de persona casada, la masa activa comprenderá los bienes y derechos propios o privativos del concursado.

Si el régimen económico del matrimonio fuese el de sociedad de gananciales o cualquier otro de comunidad de bienes, se incluirán en la masa, además, los bienes gananciales o comunes cuando deban responder de obligaciones del concursado.

En este caso, el cónyuge del concursado podrá pedir la disolución de la sociedad o comunidad conyugal y el juez acordará la liquidación o división del patrimonio que se llevará a cabo de forma coordinada con lo que resulte del convenio o de la liquidación del concurso.

  • Presunción de donaciones y pacto de sobre vivencia entre los cónyuges.
  • Vivienda habitual del matrimonio.

Declarado el concurso de persona casada en régimen de separación de bienes, se presumirá en beneficio de la masa, salvo prueba en contrario, que donó a su cónyuge la contraprestación satisfecha por éste para la adquisición de bienes a título oneroso cuando esta contraprestación proceda del patrimonio del concursado.

De no poderse probar la procedencia de la contraprestación se presumirá, salvo prueba en contrario, que la mitad de ella fue donada por el concursado a su cónyuge, siempre que la adquisición de los bienes se haya realizado en el año anterior a la declaración de concurso.

Las presunciones a que se refiere este artículo no regirán cuando los cónyuges estuvieran separados judicialmente o de hecho.

Bienes de los cónyuges con pacto de sobrevivencia

Los bienes adquiridos por ambos cónyuges con pacto de sobrevivencia se considerarán divisibles en el concurso de cualquiera de ellos, integrándose en la masa activa la mitad correspondiente al concursado.

Derecho de adquisición preferente por el cónyuge del concursado

El cónyuge del concursado tendrá derecho a adquirir la totalidad de cada uno de los bienes satisfaciendo a la masa la mitad de su valor.

Si se tratare de la vivienda habitual del matrimonio, el valor será el del precio de adquisición actualizado conforme al índice de precios al consumo específico, sin que pueda superar el de su valor de mercado.

En los demás casos, será el que de común acuerdo determinen el cónyuge del concursado y la administración concursal o, en su defecto, el que como valor de mercado determine el juez, oídas las partes y previo informe de experto cuando lo estime oportuno.

Cuando la vivienda habitual del matrimonio tuviese carácter ganancial o les perteneciese en comunidad conyugal y procediere la liquidación de la sociedad de gananciales o la disolución de la comunidad, el cónyuge del concursado tendrá derecho a que aquella se incluya con preferencia en su haber, hasta donde éste alcance o abonando el exceso.

Cuentas indistintas.
  1. Los saldos acreedores de cuentas en las que el concursado figure como titular indistinto se integrarán en la masa activa, salvo prueba en contrario apreciada como suficiente por la administración concursal.
  2. Contra la decisión que se adopte podrá plantearse incidente concursal.
Separación de los bienes del concursado.
  1. Los bienes de propiedad ajena que se encuentren en poder del concursado y sobre los cuales éste no tenga derecho de uso, garantía o retención serán entregados por la administración concursal a sus legítimos titulares, a solicitud de éstos.
  2. Contra la decisión denegatoria de la administración concursal podrá plantearse incidente concursal.

Conclusión del concurso de acreedores 

La Ley regula detalladamente las causas de conclusión del concurso, cuya naturaleza puede ser muy diversa:

  • Porque la apertura no se ajustó a derecho (revocación del auto de declaración de concurso).
  • Porque el procedimiento alcanzó su finalidad (cumplimiento del convenio, íntegra satisfacción de todos los acreedores).
  • Por su frustración del objeto (inexistencia de bienes y derechos con los que satisfacer a los acreedores).
  • Por el ejercicio del derecho de disposición de las partes sobre el procedimiento (desistimiento o renuncia de la totalidad de los acreedores reconocidos transacción del deudor con ellos, causas éstas que, por sus características, sólo pueden operar una vez terminada la fase común del procedimiento y que exigen aceptación u homologación del juez, previo informe de la administración concursal).

Además, es un imperativo lógico y jurídico, que quien ha realizado funciones por designación judicial rinda cuentas de su actuación en la administración.

El contenido de esta rendición será:

Se incluirá una completa rendición de cuentas, que justificará cumplidamente la utilización que se haya hecho de las facultades de administración conferidas, en todos los informes de la administración concursal previos al auto de conclusión del concurso.

Se informará en ellos del resultado y saldo final de las operaciones realizadas, solicitando la aprobación de las mismas.

La aprobación o la desaprobación de las cuentas no prejuzga la procedencia o improcedencia de la acción de responsabilidad de los administradores concursales, pero la desaprobación comportará su inhabilitación temporal para ser nombrados en otros concursos.

El fallecimiento del concursado como causa de conclusión del concurso

También se prevé el fallecimiento del concursado que no será causa de conclusión del concurso.

Los costes del concurso de acreedores 

honorarios de concurso de acreedoresEl sistema que es establece en la Ley distingue entre la retribución correspondiente a la fase común (la única que necesariamente tiene que existir en cualquier concurso) y la fase o fases sucesivas.

Cálculo de honorarios de la primera fase

La primera se calcula de modo global, cualquiera que sea la duración efectiva de esa fase, con algunas especialidades para el caso de tramitación abreviada con administración concursal unipersonal y para el caso de aprobación judicial de un convenio anticipado.

Cálculo de honorarios de la segunda fase concursal

La segunda se determina en función de la establecida para la fase anterior, siendo igual a la décima parte de la correspondiente a la fase común por cada mes de duración de la fase de convenio.

Cálculo de honorarios de la fase de liquidación

Igual retribución se percibirá durante los seis primeros meses de la fase de liquidación, si bien dicha retribución se reducirá a la mitad a partir del séptimo mes de esta fase.

Junto con esta distinción de fases, el régimen jurídico de la retribución tiene también en cuenta la distinción básica entre administración meramente interventora y administración sustitutoria, incrementándose el importe de la retribución si el juez acuerdo la sustitución del concursado en el ejercicio de las facultades de administración y disposición sobre los bienes y derechos que integran la masa activa e incrementándose también por el hecho de que se continúe o no la actividad profesional o empresarial del concursado.

El Administrador concursal

Solicite asesoramiento sobre administración concursal

La administración concursal es un órgano del concurso designado por el juez que conoce del expediente concursal con importantes y autónomas funciones, sin perjuicio de su revisión judicial.

Sin ánimo de ser exhaustivos, a la administración concursal le corresponden funciones tan importantes como:

  • la elaboración del inventario
  • la lista de acreedores previo reconocimiento y clasificación de los créditos,
  • el ejercicio de acciones de reintegración de la masa,
  • el ejercicio de las facultades de de administración y disposición del deudor en caso de suspensión de funciones,
  • la evaluación de la propuesta de convenio,
  • la elaboración del plan de liquidación,
  • la presentación del informe de calificación y
  • el pago a los acreedores, entre otras muchas funciones.

Arancel de los Administradores Concursales

Arancel de honorarios Administradores concursales | Tu-Abogado-Defensor
Arancel de honorarios Administradores concursales | Tu-Abogado-Defensor

El Real Decreto-Ley 3/2009, señala, respecto a la retribución de la administración concursal se determinará mediante un arancel que se aprobará reglamentariamente y que atenderá a la cuantía del activo y del pasivo, al carácter ordinario o abreviado del procedimiento, a la acumulación de concursos y a la previsible complejidad del concurso.

El arancel se ajustará necesariamente a las siguientes reglas:

  • Exclusividad

Los administradores concursales solo podrán percibir por su intervención en el concurso las cantidades que resulten de la aplicación del arancel.

  • Identidad

La participación en la retribución será idéntica para los administradores concursales que tengan la condición de profesionales y de doble cuantía que la del administrador concursal acreedor cuando se trate de persona natural y no designe profesional que actúe en su representación conforme a lo previsto en el último párrafo del apartado 1 del artículo 27.

  • Limitación

La administración concursal no podrá ser retribuida por encima de la cantidad máxima que se fije reglamentariamente para el conjunto del concurso.


Posibles recursos de apelación concursal

honorarios-concursos acreedoresEl examen de recurribilidad en casación o por la vía del recurso por infracción procesal de las resoluciones dictadas en el concurso exige:

Resolución dictada por Audiencia Provincial

La necesidad de que se esté ante una resolución dictada por una Audiencia Provincial, lo cual implica, a su vez, la posibilidad de un recurso de apelación del que ésta deba conocer.

Resolución materia del concurso y trascendentales

Que la resolución sea relativa a alguna de aquellas materias que el legislador de la Ley Concursal ha considerado no sólo trascendentes a los fines del concurso, sino también con autonomía y sustantividad dentro del mismo.

Bien en la fase común -haciendo aquélla posible por permitir el recurso de apelación autónomo-, bien en las fases posteriores.

Abierta la liquidación o acordada la reapertura del concurso (aprobación o cumplimiento del convenio, la calificación o conclusión del concurso o las que constituyen el objeto de las acciones comprendidas en las secciones tercera y cuarta).

Presupuestos que den lugar al recurso de casación

Que se de alguno de los presupuestos que abren el acceso a la casación -y, por ende, al recurso extraordinario por infracción procesal.

Durante la vigencia del régimen provisional previsto en la Disposición Final Decimosexta de la Ley de Enjuiciamiento Civil del art. 477 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, para cuya constatación debe estarse a los criterios exegéticos establecidos por el propio Tribunal Supremo en torno al carácter diferenciado y excluyente de los cauces de acceso a la casación.

Prestando particular atención a si el procedimiento fue seguido por razón de la materia o por razón de la cuantía litigiosa, en la medida en que de ello depende cuál deba ser el cauce de acceso a la casación y, consiguientemente, cuáles los presupuestos y requisitos que deben cumplir los escritos de preparación e interposición de los recursos.


pdfLey Concursal   pdfModelo propuesta convenio  pdfModelo adhesión convenio

pdfReal Decreto-Ley 3/2009, de 27 de marzo (BOE núm. 78, de 31 de marzo de 2009)

Acuerdo de pagos personas físicas o naturales

El deudor persona natural que se encuentre en situación de insolvencia, o que prevea que no podrá cumplir regularmente con sus obligaciones, podrá iniciar un procedimiento de mediación concursal o mercantil para alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos con sus acreedores, siempre que la estimación inicial del pasivo no supere los 5 millones de euros.

El acuerdo extrajudicial por empresario

En el caso de deudor persona natural empresario, deberá aportarse el correspondiente balance.

A los efectos de este título se considerarán empresarios personas naturales no solamente aquellos que tuvieran tal condición de acuerdo con la legislación mercantil, sino aquellos que ejerzan actividades profesionales o tengan aquella consideración a los efectos de la legislación de la Seguridad Social, así como los trabajadores autónomos.

Acuerdo extrajudicial por persona jurídica o sociedad

También podrán instar el mismo acuerdo cualesquiera personas jurídicas, sean o no sociedades de capital, que cumplan las siguientes condiciones:

a) Se encuentren en estado de insolvencia.
b) En caso de ser declaradas en concurso, dicho concurso no hubiere de revestir especial complejidad en los términos previstos en el artículo 190 de esta Ley.
c) Que dispongan de activos suficientes para satisfacer los gastos propios del acuerdo.

No podrán formular solicitud para alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos:

1.º Quienes hayan sido condenados en sentencia firme por delito contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública, la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los 10 años anteriores a la declaración de concurso.

2.º Las personas que, dentro de los cinco últimos años, hubieran alcanzado un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores, hubieran obtenido la homologación judicial de un acuerdo de refinanciación o hubieran sido declaradas en concurso de acreedores.

Modificación introducida por el artículo 231 de la Ley Concursal, por R.D.-ley 1/2015, de 27 de febrero («B.O.E.» 28 febrero)

pdfLey Concursal   pdfModelo propuesta convenio  pdfModelo adhesión convenio

pdfReal Decreto-Ley 3/2009, de 27 de marzo (BOE núm. 78, de 31 de marzo de 2009)

Solicitud de acuerdo extrajudicial de pagos

El deudor que pretenda alcanzar con sus acreedores un acuerdo extrajudicial de pagos solicitará el nombramiento de un mediador concursal.

Si el deudor fuere persona jurídica, será competente para decidir sobre la solicitud el órgano de administración o el liquidador.

Solicitud mediante formulario normalizado

La solicitud del concurso de acreedores por parte del Abogado concursal, se hará mediante formulario normalizado suscrito por el deudor e incluirá un inventario con el efectivo y los activos líquidos de que dispone, los bienes y derechos de que sea titular y los ingresos regulares previstos.

A la solicitud que se presente del concurso de acreedores, por parte del Abogado concursal, se acompañará una lista de acreedores, especificando su identidad, domicilio y dirección electrónica, con expresión de la cuantía y vencimiento de los respectivos créditos, en la que se incluirán una relación de los contratos vigentes y una relación de gastos mensuales previstos.

Fuente de información principal:Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal

ABOGADOS ESPECIALISTAS EN CONCURSO DE ACREEDORES
Si necesita un abogado para el concurso de acreedores de sociedad, empresas o persona física

CONTACTE CON NOSOTROS