Matrimonio y uniones de hecho

image_pdfimage_print

MATRIMONIO O UNIÓN DE HECHO: Diferencias

Las diferencias más importantes entre un matrimonio y una pareja de hecho, está en las siguientes:

  • Los matrimonios pueden hacer declaración de la renta conjunta y las parejas de hecho no.
  • La pensión de viudedad, en el matrimonio no debe probarse una convivencia determinada, mientras que en la parejas de hecho, debe probarse un determinado tiempo de convivencia en común.
  • La asistencia sanitaria, en el matrimonio no debe probarse período mínimo de convivencia en la pareja de hecho, ha de probarse un cierto tiempo de convivencia.
  • Los alquileres, en el matrimonio, no debe probarse período de convivencia, en las parejas de hecho si.
  • La Herencia, en el matrimonio se hereda y se tiene derecho a la llamada legítima hereditaria, en la pareja de hecho, no existe derecho a la legítima ni se tiene derecho a heredar, salvo que se otorgue testamento.
  • La pensión alimenticia, en el caso de separación de la pareja de hecho, se debe acudir a un procedimiento ordinario y no de familia para realizar la reclamación por alimentos.

UNIONES DE HECHO

Debe diferenciarse la pareja de hecho de la llamada convivencia mutua -que se recoge por algunas leyes existentes- (Cataluña, Ley de 28-12-98), pero que contemplan una unión estable con afectividad de tipo análoga con el matrimonio.

Se puede definir la PAREJA DE HECHO como una unión libre, pública y estable de dos personas con independencia de su orientación sexual, siempre que guarden entre sí una relación de afectividad análoga con el matrimonio.

La pareja estable impide mantener otra relación similar con efectos jurídicos y es incompatible con cualquier matrimonio de los partícipes.

Se constituye por su establecimiento en escritura pública (en Cataluña las parejas homosexuales pueden establecerse sólo mediante escritura pública) o por la convivencia ininterrumpida de dos años (un año en Navarra, pero en este caso y en el de Cataluña el período temporal de convivencia queda dispensado si han tenido descendencia en común, siempre y cuando la unión libre se mantenga). Cuando se haya obtenido la disolución o nulidad de algún matrimonio que ligue a los convivientes con distinta persona, el plazo precedente de convivencia entre ellos, aun mediando por entonces el aludido vínculo matrimonial, puede computarse a estos efectos.

Acreditación y contenido jurídico de unión de hecho

Excepto cuando se constituya la pareja mediante una escritura pública (único medio de prueba en este caso), puede acreditarse la convivencia por cualquier modo de prueba admitido en el ordenamiento jurídico (para los derechos relativos a la función pública o de carácter administrativo en Aragón se requiere su inscripción en el Registro de la Diputación General; y en Cataluña existe para este supuesto una prueba especial por escritura pública o acta de notoriedad, en Madrid la inscripción como pareja de hecho, tiene carácter constitutivo).

Los efectos personales y patrimoniales de la pareja estable pueden fijarse por acuerdo entre las partes, ya sea de forma verbal, en documento privado o público, tanto para la convivencia como a su término, siempre y cuando se respeten los derechos mínimos contenidos en las respectivas leyes, que son irrenunciables. No cabe pacto de convivencia sometido a plazo o condición.

Si no hay pacto especifico al respecto de signo contrario, los miembros de la pareja estable o unión de hecho contribuirán al mantenimiento de la casa y a los gastos comunes con el trabajo domestico, con su colaboración personal o profesional no retribuida o con la retribución insuficiente a la profesión o a la empresa del otro miembro, con los recursos procedentes de su actividad o de sus bienes, en proporción a sus ingresos y, si estos no son suficientes, en proporción a sus patrimonios. Cada componente de la pareja conserve el dominio, el disfrute y la administración de sus bienes.

Tendrán la consideración de gastos comunes de las parejas de hecho los necesarios para su mantenimiento y el de sus hijos comunes o no que convivan con ellos (en Navarra sólo los hijos comunes), incluyendo el derecho de alimentos en el sentido más amplio, educación, atención médico-sanitaria y conservación o mejora de las viviendas u otros bienes de uso conjunto. No resultan cargas comunes las derivadas de la gestión y la defensa de los bienes propios de cada miembro, ni, en general, las que respondan al interés exclusivo de uno de los convivientes.

DOMICILIO DE LAS PAREJAS DE HECHO

Cuando una pareja está conviviendo en el mismo domicilio y decide separarse ¿Quien tendrá que abandonar el domicilio?

Al no existir matrimonio entre la pareja, la ley no prevé nada al respecto, ni siquiera en el caso de que existan hijos menores, por lo que, en principio, si la vivienda está alquilada, tendrá derecho a permanecer en ella aquél a cuyo nombre esté el contrato de arrendamiento.

Si la vivienda es comprada, tendrá derecho a permanecer en ella el titular de la propiedad.

No obstante, el otro miembro de la pareja puede negarse a salir del domicilio hasta que no lleven a cabo las oportunas acciones legales, ya que siempre podrá demostrar que ésta constituye su residencia habitual. Si ambos miembros son titulares, tienen el mismo derecho a permanecer en la vivienda.

¿Quién se quedará con los hijos menores, cuando la pareja se separe?

Si los padres no se ponen de acuerdo, la Ley establece que los hijos menores de 7 años quedarán siempre al cuidado de la madre. Pero es el Juez quien determinará cual de los dos padres se hará cargo del o de los hijos menores.

¿Adquiere la mujer derecho a pensión alimenticia, o la otra parte, en caso de ruptura, por convivir años con su compañero?

SI, la convivencia de la pareja trae consigo la aplicación analógica de las normas relativas a la protección del miembro que resulte menos favorecido económicamente tras la convivencia, como la compensación económica por disminución de ingresos constante la unión (debe cobrarse en el plazo de tres años, en metálico y con interés legal) o pensión periódica por perjuicio económico estable (en tales casos hay un plazo de un año para reclamarla y se extingue y modifica por las mismas causas establecidas para el caso de la crisis conyugal a partir del tercer año de su constitución); y también el régimen de guarda, custodia y visitas de la prole habida en común.

¿Y en caso de fallecimiento del compañero?

Se aplicará por analogía las normas sucesorias protectoras del viudo/a relativas al ajuar y vivienda familiar, a favor del conviviente supérstite, además de las disposiciones relativas a los usufructos especiales de viudedad, reservas, llamamiento “ab intestato”, etc. En Cataluña las parejas homosexuales tienen en caso de fallecimiento de uno de los partícipes un derecho especial en la sucesión intestada en beneficio del sobreviviente, una especie de cuarta trebeliánca que regula su Compilación. No obstante la legislación todavía no reconoce el derecho a pensión de viudedad, para la que se exige, además del requisito de convivencia, la existencia de matrimonio.

INSCRIPCIÓN O NO DE LAS PAREJAS DE HECHO EN LOS REGISTROS PÚBLICOS

La inscripción o no en algún tipo de Registro de la pareja de hecho, no es determinante a la hora del reconocimiento de derechos a favor de alguno de los convivientes, sin perjuicio de que de no haberse producido aquélla, deba demostrarse la convivencia mediante los distintos medios de prueba de los que se disponga.

La mayoría de las Comunidades Autónomas tienen una normativa propia en materia de Uniones de hecho.

Ruptura de pareja de hecho: ¿pensión compensatoria, indemnización, compensación económica?

La cuestión planteada es si en una pareja de hecho, uno de los convivientes tiene derecho a una pensión compensatoria o a alguna otra compensación o indemnización, como consecuencia de la ruptura de la convivencia entre ambos después de una largo período de tiempo.

Si la pareja figurara inscrita en alguno de los Registros de parejas de hecho de alguna comunidad autónoma con normativa reguladora específica sobre esta cuestión, habrá que atender a estas normas, donde se suele reconocer la posibilidad de fijar una compensación por enriquecimiento injusto, así como el derecho a una pensión periódica. En defecto de norma reguladora, podría atenderse al posible pacto de las partes.

Para el caso de que no hubiera pacto de las partes en relación con las compensaciones, la jurisprudencia ha barajado distintas opciones:

  • Entender que procede la fijación de una indemnización por enriquecimiento injusto.
  • Considerar que existe una responsabilidad civil extracontractual.
  • Determinar que procede la aplicación analógica de la compensatoria prevista en el art. 97 para los supuestos matrimoniales.
  • Incluso en algunos supuestos se ha admitido la existencia de una sociedad civil irregular o una comunidad de bienes.

LEGISLACIÓN AUTONÓMICA DE PAREJAS DE HECHO

pdfLey parejas Navarra pdfLey parejas Madrid pdfLey parejas Aragón

pdfLey parejas Cataluña pdfLey parejas Euskadi pdfLey parejas Baleares

La creación y puesta al día de esta página Web y la legislación contenida en ella, se realiza de forma abierta y a título divulgativo, recordamos que, sólo los textos publicados en el B.O.E. o emitidas de conformidad con la normativa vigente, tienen carácter auténtico, por lo que las disposiciones legislativas y demás documentos e informaciones contenidas en este sitio y en aquellos otros a los que se enlaza desde aquí, tienen únicamente carácter informativo.
No obstante, si algún contenido gozara de protección de derechos de autor o de propiedad intectual, rogamos se pongan en contacto con nosotros a fin de solucionar el conflicto.
Asimismo, si usted encuentra algún error en cualquier documento aquí reproducido, no dude en ponerse en contacto con tuabogadodefensor vía email.(administracion@tuabogadodefensor.com)

Written by

Maecenas orci eros, congue eget fermentum vel, blandit tincidunt sem. Nullam cursus interdum velit, vestibulum pellentesque ligula scelerisque vitae. Praesent dignissim bibendum risus, sit amet placerat urna rutrum vitae. Suspendisse quis commodo magna. Phasellus nunc leo, adipiscing at elementum vel, lobortis at elit. Aenean consequat molestie accumsan. Vestibulum sed lobortis elit. Vestibulum molestie mollis ante vel pharetra. Suspendisse facilisis gravida leo, quis molestie nulla scelerisque sed. Praesent consequat tristique dui.

No Comments Yet.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.