Categoría: Derecho de nuevas tecnologías

La categoría de nuevas tecnologías, tratará de recoger las curiosidades legislativas que tengan que ver con el ámbito tecnológico-legal, como por ejemplo la protección de datos personales, el derecho al olvido, los delitos que puedan cometerse por Internet, la problemática del mal uso de las tecnologías, etc.

Los 10 mejores Despachos de Abogados en España según Google

Los 10 Mejores Despachos de Abogados en España según Google

Los 10 mejores despachos de Abogados posicionados en las búsquedas de Google en España según el estudio realizado por CONFILEGAL a fecha 29 de enero de 2021, según un artículo de Nicolás Marchal, son los siguientes:

1.- iAbogado
2.- Tú abogado defensor
3.- Legalitas
4.- Abogados para todos
5.- Reclamador
6.- Uría Menéndez
7.- Garrigues
8.- Cuatrecasas
9.- El abogado en casa
10.- Deloitte

El trabajo del marketing jurídico

El marketing jurídico, como en cualquier otro tipo de negocio, en el que se ofrecen servicios jurídicos, tiene los mismos parámetros de construcción, el primero de ellos es la construcción de una página web o elemento similar (blog, etc) que visualice un servicio o un negocio.

Los parámetros por los que se rigen los buscadores, entre ellos, el más importante como es Google, donde ser realizan el 85% de las búsquedas en el mundo occidental, dependen de muchos factores, el primero de ellos es la realización de un trabajo continuado y el segundo es que el contenido de ese trabajo ha de ser de una cierta calidad.

Otros parámetros que Google ha establecido como fundamentales para la arquitectura y el posicionamiento es la originalidad de las webs, es decir que los contenidos, imágenes, y todo esa arquitectura que conforma una página web, un blog que se lanza a Internet, esté configurada con personalidad y no sea copia de otras, Google penaliza los plagios pero sobre todo que el usuario del buscador encuentre la respuesta a su pregunta, como los compradores querrán consultar información nutricional antes de comprar un alimento.

Las líneas básicas del éxito online

Como hemos comentado anteriormente, lo fundamental es el trabajo continuo y constante en la construcción de contenidos sobre todo dar información en páginas que puedan ser entendidas por una máquina o robot y una persona.

Asegurarse de que la gente que ha llegado a encontrar el despacho online, saben donde están y han encontrado lo que buscan, integrando la marca en cada página, para que el usuario sepa que se trata de un Bufete de Abogados, haciendo que sea reconocido por el usuario.

Si cualquiera quisiera enlazarte ponlo fácil, Google reconocerá los enlaces y serás recompensado por ello.

El Despacho de Abogados online, una nueva época

Algunos Abogados han aprovechado las posibilidades que ofrece Internet para crear un Bufete de Abogados online, para crear bufetes virtuales, eliminando el coste de las oficinas y reduciendo los gastos generales de personal administrativo.

Pero es desde el año 2020 desde el momento en que el Coronavirus COVID 19, llegó a España el momento, una nueva época, sin retorno, en que ha nacido mayor interés por el desarrollo de los servicios online, tanto de los Abogados, consultoras, inmobiliarias como del resto de servicios generales, y más con el tele-trabajo.

En estos momentos, enero de 2021, en los que estamos escribiendo estas líneas, si no fuera por Internet y los buscadores, y como no Google, muchas empresas españolas no podrían subsistir, debido a que la economía presencial prácticamente está inactiva y lo que permanece activo es el mundo de Internet y quizás se diría que más activo que nunca, casi todo se está haciendo online, las ventas, los intercambios de todo tipo se realizan online, hasta en el mundo jurídico, los contratos se realizan online.

El que no está en Internet no existe

Se ha convertido en una máxima para cualquier empresa o negocio, «El que no está en Internet, no existe».

Está claro que cualquiera que hoy pretenda o piense en montar el negocio que sea, ya sea un despacho de abogados, ya sea una clínica odontológica, o cualquier tipo de servicio o comercio piensa en la red como una gran tienda, como un catálogo de servicios y una caja registradora, con carácter general se piensa en el marketing de Internet como lugar para difundir los mensajes de la marca del Bufete de Abogados, de la clínica odontológica o incluso del restaurante.

No digamos ya lo que está suponiendo Internet para la distribución de contenidos.

Los políticos piensan que Internet y/o las redes sociales que se encuentran en la red, son canales para vehiculas sus mensajes y captar fondos, así como una nueva plataforma para distribuir su propaganda.

Todos quieren tener el control de Internet porque así es como ven el nuevo mundo que está ya aquí.

Artículos de TUABOGADODEFENSOR

 

¿Como debe de ser el tratamiento de datos personales?

 

En breve, concretamente el 25 de mayo de 2018, entra en vigor el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos, y en este post vamos a realizar un breve análisis de lo que dicho Reglamento impone referido al tratamiento de datos personales como deben de tratarse.

Como debe ser el tratamiento de datos personales?

Todo tratamiento de datos personales debe ser lícito y leal.

Conocimiento del interesado del tratamiento de sus datos personales

Para las personas físicas debe quedar totalmente claro que se están recogiendo, utilizando, consultando o tratando de otra manera datos personales que les conciernen, así como la medida en que dichos datos son o serán tratados.

Principio de transparencia en el tratamiento de datos personales

El principio de transparencia exige que toda información y comunicación relativa al tratamiento de dichos datos sea fácilmente accesible y fácil de entender, y que se utilice un lenguaje sencillo y claro.

Dicho principio se refiere en particular a la información de los interesados sobre la identidad del responsable del tratamiento y los fines del mismo y a la información añadida para garantizar un tratamiento leal y transparente con respecto a las personas físicas afectadas y a su derecho a obtener confirmación y comunicación de los datos personales que les conciernan que sean objeto de tratamiento.

Conocimiento de los riegos y ejercicio de derechos

Las personas físicas deben tener conocimiento de los riesgos, las normas, las salvaguardias y los derechos relativos al tratamiento de datos personales así como del modo de hacer valer sus derechos en relación con el tratamiento.

Conocimiento de los fines del tratamiento de datos personales

En particular, los fines específicos del tratamiento de los datos personales deben ser explícitos y legítimos, y deben determinarse en el momento de su recogida.

La adecuación de la recogida de datos personales

Los datos personales deben ser adecuados, pertinentes y limitados a lo necesario para los fines para los que sean tratados.

Ello requiere, en particular, garantizar que se limite a un mínimo estricto su plazo de conservación.

Los datos personales solo deben tratarse si la finalidad del tratamiento no pudiera lograrse razonablemente por otros medios.

Garantía de conservación de los datos personal el tiempo indispensable

Para garantizar que los datos personales no se conservan más tiempo del necesario, el responsable del tratamiento ha de establecer plazos para su supresión o revisión periódica.

Medidas para garantizar la supresión o rectificación de datos personales

Deben tomarse todas las medidas razonables para garantizar que se rectifiquen o supriman los datos personales que sean inexactos.

La seguridad en el tratamiento de los datos personales

Los datos personales deben tratarse de un modo que garantice una seguridad y confidencialidad adecuadas de los datos personales, inclusive para impedir el acceso o uso no autorizados de dichos datos y del equipo utilizado en el tratamiento.

Fuente de información principal: REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016

El interés legítimo en el tratamiento de datos personales

interes legítimo tratamiento datos

El interés en el tratamiento datos personales

El interés legítimo de un responsable del tratamiento de datos personales, incluso el de un responsable del tratamiento al que se puedan comunicar datos personales, o de un tercero, puede constituir una base jurídica para el tratamiento de los datos personales, siempre que no prevalezcan los intereses o los derechos y libertades del interesado, teniendo en cuenta las expectativas razonables de los interesados basadas en su relación con el responsable.

Tal interés legítimo podría darse, por ejemplo, cuando existe una relación pertinente y apropiada entre el interesado y el responsable del tratamiento, como en situaciones en las que el interesado es cliente o está al servicio del responsable.

En cualquier caso, la existencia de un interés legítimo requeriría una evaluación meticulosa, inclusive si un interesado puede prever de forma razonable, en el momento y en el contexto de la recogida de datos personales, que pueda producirse el tratamiento con tal fin.

En particular, los intereses y los derechos fundamentales del interesado podrían prevalecer sobre los intereses del responsable del tratamiento cuando se proceda al tratamiento de los datos personales en circunstancias en las que el interesado no espere razonablemente que se realice un tratamiento ulterior.

Dado que corresponde al legislador establecer por ley la base jurídica para el tratamiento de datos personales por parte de las autoridades públicas, esta base jurídica no debe aplicarse al tratamiento efectuado por las autoridades públicas en el ejercicio de sus funciones.

El tratamiento de datos personales estrictamente necesario para la prevención del fraude constituye también un interés legítimo del responsable del tratamiento de que se trate.

El tratamiento de datos personales con fines de mercadotecnia directa puede considerarse realizado por interés legítimo.

Base de información principal: REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016

Se puede prohibir a un hijo el uso de redes sociales

El uso de las redes sociales por menores

prohibicion de redes sociales menoresEn muchos casos el uso de redes sociales por menores, viene propiciado por los propios padres, por el desconocimiento de éstos en el uso y en los peligros que comporta un mal uso por sus hijos.¿Se puede prohibir el uso de redes sociales a los hijos menores?

Los padres debe informar a sus hijos que cuando usen las redes sociales, las usen de forma moderada, durante determinadas horas al día, en determinadas zonas, propiciando el uso en zonas comunes, informándole de que no se bajen aplicaciones sin consultar con los padres, la restricción del uso de la webcam del móvil, advirtiéndole de los peligros de su uso y de la falsedad en muchos casos de las imágenes que se transmiten (previamente grabada) y dando más importancia a su mundo familiar y cultural, pero también es necesario que le de algunas indicaciones importantes, como por ejemplo:

  • Que no facilite datos personales a desconocidos
  • No fiarse de personas desconocidas en la red social
  • No exponer fotografías personales en la red social.
  • No hacer caso de personas desconocidas que intenten ponerse en contacto con él
  • No dar ningún dato ni personal ni familiar
  • No insultar, ni degradar o amenazar a compañeros de clase

Puedo prohibir a un hijo menor el uso de las redes sociales

Si a pesar de todas las advertencias realizadas por los padres, de las medidas instaladas parentales, etc., el hijo se encuentra, de tal forma enganchado, que puede perjudicar seriamente su salud, física o psíquica, es el momento de tomar medidas también serias.

Es una pregunta que está a la orden del día, ya que cada vez más, los hijos parece ausentes, ya no solo en familia, sino, cuando están fuera de ella, llega a afectar a sus estudios, no vive más para conectarse por las redes sociales bien, mediante Twitter, Facebook, Wassap, etc.

Que pueden hacer los padres en el caso límite de que el hijo esté «enganchado» de tal forma que parece que únicamente existe el universo de la red social en el que se encuentra su hijo.

Pues bien, aún cuando a ningún padre le gustaría adoptar una medida tan drástica, para algún caso, si es necesario llevarla a cabo y por consiguiente, la respuesta a esta pregunta, la encontramos en el art. 154 del Código Civil, en el sentido siguiente:

«los padres podrán, en el ejercicio de su potestad, recabar el auxilio de la autoridad», de tal forma, que en estos casos extremos, pueda solicitarse al Juez, la adopción de una medida de Prohibición al hijo, del uso de la red social, durante un período determinado.

Como se lleva a cabo dicha demanda de prohibición de uso de redes sociales:

La adopción de esta medida restrictiva, implica que los padres, mediante Abogado y Procurador, tengan que dirigirse al Juez del Juzgado de Primera Instancia de su localidad, mediante demanda de jurisdicción voluntaria, con el fin de solicitar dicha medida.

En este tipo de procesos, al tratarse de menores, y con el fin de garantizar su protección, interviene el Ministerio Fiscal.

Los padres deben de exponer, la gravedad de los hechos, es decir, el motivo de interponer dicha demanda contra su hijo, los daños que están provocando en su hijo la utilización de las redes sociales y por ende la necesidad de la imposición de dicha medida restrictiva contra el hijo.

Artículo realizado por EDUVA

Abogada de tuabogadodefensor.com

El whatsapp vale como prueba en juicio

Sirven como prueba en juicio los Whatsapp

Prueba en juicio de los whatsappHoy en día con la utilización masiva de los programas de mensajería gratuita, como sucede con los whatsapp, realmente es una pregunta que se plantea todo aquél que se ve implicado en un proceso judicial, bien como acusado o como denunciante, si los whatsapp, pueden servir como prueba en juicio?.

En muchos casos, por los juzgados se está dando validez a las conversaciones realizadas mediante los whatsapp, incluso dándoles credibilidad, sin embargo, dos hackers españoles han puesto la credibilidad de estas conversaciones en entredicho, al lograr cambiar el remitente de los mensajes enviados, con las consiguiente dudas que pueden generar en un proceso judiial sobre la autenticidad de la fuente emisora del mensaje y por consiguiente sobre la prueba que pudiera aportarse.

Por ello para que ésta prueba sea admitida deben darse una sería de parámetros legales, como son la autenticidad, la integridad, la claridad y la legalidad o licitud de la prueba.

La prueba ha de haber sido obtenida de forma lícita, sin vulneración del derecho a la intimidad, y demostrar que no se ha obtenido hackeando el teléfono móvil donde consta dicha conversación que consta y que se va a presentar a efectos de prueba, presentándola ante el Juzgado de manera que claramente se tenga constancia de que se ha obtenido lícitamente, en muchos casos, presentado por el propio titular del teléfono la conversación de whatsapp, ante el Secretario Judicial, para que se levante acta de la conversación o mediante su presentación en Notaria.

En la actualidad existen muchas sentencias, que dan validez a ésta prueba y que son fundamento de la sentencia.

Como son las Sentencias siguientes:

SENTENCIA Nº 424/2013 DE AP CASTELLÓN, SECCIÓN 2ª, 20 DE DICIEMBRE DE 2013

En el presente caso y respecto a los hechos objeto de enjuiciamiento, consistentes en el quebrantamiento de la pena impuesta al acusado en sentencia de 18 de noviembre de 2008 confirmada por la AP de Castellón en fecha 14 de septiembre de 2009, ninguna duda ofrecen ante el propio reconocimiento realizado por el sr. Sergio ante el juzgado de Instrucción,quien reconoció haber remitido los 19 watsapp al teléfono de su ex mujer, a sabiendas de que no podía hacerlo por la prohibición impuesta en la referida resolución judicial; a tales efectos es de hacer constar que la ilicitud de dicha conducta se pone de manifiesto a través de uno de los watsap remitidos, y en especial cuando el propio acusado le hace saber a su ex mujer » ya se que no puedo hablar».

SENTENCIA Nº 615/2014 DE AP MADRID, SECCIÓN 30ª, 1 DE JULIO DE 2014

A través de letrado presentó por fax una copia de imagen de WatsApp en la que se ve borrosa la identidad del titular y apenas es visible la fecha del billete. Evidentemente hay una absoluta falta de diligencia cuando ni la apelante, ni el letrado, ni un tercero, pudieron comparecer con antelación al acto del juicio a presentar un documento que acreditase la realidad del viaje con un mínimo de fehaciencia.  Pero es que ni siquiera en trámite de apelación se ha molestado la apelante en acreditar que efectivamente realizó el viaje que alegó, ni el destino, las fechas ni los motivos del mismo. Ni ha presentado el original o copia legible de aquello que envió por fax.

En definitiva, múltiples Sentencias reflejan los Watsapp, como prueba para fundamentar las mismas, ya que en ellas se basan muchos planteamientos jurídicos.